Empresas

Ana Botín descarta que Santander efectúe una gran compra en el futuro

La oferta por el luso NovoBanco forma parte de las inversiones puntuales que efectuará el grupo para reforzar su posición en determinados mercados. La presidenta ensalza ahora la gestión de su padre tras criticarla en enero pasado.

Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander
Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander Gtres

Su interés en el portugués NovoBanco forma parte de esas operaciones puntuales que puede apuntalar a Santander en determinados mercados para convertirse en uno de los tres primeros actores. Sin embargo, Ana Patricia Botín ha descartado, en su discurso pronunciado en la Junta de Accionistas, que el grupo tenga intención de realizar una gran operación corporativa en el futuro.

"Banco Santander tiene capacidad de crecer con nuestra base de clientes en nuestros diez mercados principales. Por tanto, no tenemos necesidad de comprar. Esto no excluye que estudiaremos alguna inversión puntual, siempre que añadamos valor a nuestros accionistas y con criterios muy exigentes", aseveró Botín en su intervención.

Santander fía este crecimiento orgánico de clientes mediante dos canales. Primero, aumentando el número de clientes vinculados, tanto particulares como de empresas, en un 40% hasta 2018, para llegar a 18 millones. La otra pata de este aumento de la clientela se apoyará en la apuesta digital de Santander. El objetivo, también en 2017, es alcanzar los 25 millones de clientes digitales frente a los cerca de 14 millones actuales.

Botín salpicó la explicación de esta nueva estrategia con los "ejemplos de éxito" de Reino Unido, la unidad que dirigía antes de asumir la presidencia del banco tras el fallecimiento de su padre Emilio Botín. Así, Santander UK ha pasado de 29.000 clientes que operaban a través del móvil a más de 1 millón en 2014, donde aproximadamente un tercio de las ventas se realizan en canales digitales.

Su discurso comenzó, precisamente, con un guiño a la labor del anterior presidente. Un cambio de paso a las críticas que efectuó Ana Patricia en enero pasado, en la rueda de prensa de los resultados anuales del grupo. "El punto de partida de Banco Santander hoy es excelente. Esto se debe principalmente a la labor, visión estratégica y liderazgo de su anterior presidente Emilio Botín. Hoy, gracias a su visión, Santander no sólo es más grande, sino más diversificado y más sólido, como lo prueba su resistencia a lo largo de la crisis financiera", ensalzó la presidenta.

Ana Patricia también recordó en su discurso la labor de los consejeros Fernando de Asúa, Abel Matutes y Javier Marín, los principales damnificados de sus primeras decisiones al frente del banco. Al antiguo CEO quiso "agradecer su dedicación durante más de 20 años" para, a continuación, hacer un guiño a su nuevo número dos, José Antonio Álvarez. "Es la persona más adecuada".

A diferencia de lo que era práctica habitual en los discrusos de su padre, Ana Patricia Botín efectuó una somera reflexión sobre la situación económico-política de España. Simplemente se limitó a incidir en el esfuerzo que se debe acometer para solucionar el "problema más grande" del país, el desempleo. "Mientras haya tantos parados, ellos deben ser nuestra prioridad", aseveró.

"Necesitamos crear más empleos. Y para ello tiene que haber crecimiento económico acompañado de progreso social, y siempre mirando el medio y largo plazo... En un contexto de incipiente recuperación en Europa, afrontamos un año con numerosas citas electorales. Corresponde a los partidos políticos presentar propuestas para seguir construyendo una Europa más próspera, a los ciudadanos valorar distintas alternativas, y al sector privado y empresas comprometernos más con la sociedad e invertir más aún con visión de largo plazo", explicó Botín.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba