Empresas

Santander se ahorrará el equivalente a 5.250 M. al año con la rebaja del dividendo

El Banco Santander pagará 0,20 euros por acción al año en 2015 a través de cuatro pagos, tres en efectivo y uno en scrip dividend, frente a los 0,60 euros que entregaba hasta ahora (todos en scrip dividend). Esta medida permitirá al banco ahorrarse el equivalente a 5.250 millones de euros.

Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander.
Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander. EFE

Sólo en una ocasión durante la crisis el difunto Emilio Botín rebajó el dividendo del Banco Santander. Fue en 2009, cuando lo redujo de 0,65 euros por acción al año a 0,60 euros. Entonces también introdujo el pago mediante la fórmula del scrip dividend, que ofrece la opción al accionista de cobrar en nuevos títulos o en efectivo. Sólo tres meses después de su muerte y de que su hija Ana Patricia Botín asumiera el mando, la entidad ha anunciado un durísimo recorte de la retribución, al pasar de 0,60 euros por acción a 0,20 euros. Lo compensa, eso sí, con la entrega de tres de los cuatro dividendos de 0,05 euros en efectivo, frente a los cuatro scrip dividend que ha materializado en los últimos años. Comenzará a aplicarse a partir de julio, cuando dé el primer dividendo a cuenta de 2015. Además, ampliará capital por el 9,9% del capital, lo que supondrá emitir hasta 1.258 millones de acciones (7.500 millones de euros).

El año pasado entregó 908,4 millones de euros en efectivo y acciones por valor de 6.139 millones de euros por el pago del dividendo (el tercer y cuarto correspondiente a los resultados de 2013 y el primero y segundo de 2014). Por las cuatro ampliaciones de capital derivadas del scrip dividend gastó 440 millones de euros. Tras la ampliación por el 9,9% del capital que ha anunciado este jueves, Santander tendrá en circulación 13.829 millones de acciones, frente a las 12.584 millones actuales. El banco respetará los alrededor de 0,15 euros por acción bajo la fórmula del scrip dividend de los dos próximos pagos, en febrero y mayo (tercer y cuarto dividendo con cargo a 2014). De mantenerse los niveles de elección de acciones en estos pagos, el número de títulos del banco superará los 14.300 millones en mayo.

Con la nueva estrategia de retribución (tres pagos en efectivo y sólo uno en scrip dividend de 0,05 euros cada uno), el banco desembolsará en cash alrededor de 2.250 millones de euros, frente a los aproximadamente 1.055 millones de euros que habrá pagado con cargo a 2014 (suponiendo un nivel de elección de acciones en los dividendos de febrero y mayo del 86%, en línea con el último pago de noviembre). Es decir, pagará unos 1.195 millones más. En función de cuándo decida entregar el único scrip dividend con cargo a 2015 (de cuatro pagos), este coste variará ligeramente.

Ahora bien, si la aceptación del dividendo de noviembre (el 86% del total de las acciones) se prolonga al scripd dividend de 2015, los accionistas recibirían nuevos títulos por 615,7 millones de euros, en lugar de los alrededor de 6.730 millones que habrá entregado con cargo a 2014 tras los pagos de mayo y julio. En 2015 el coste por las ampliación de capital derivada del único scrip dividend será de alrededor de 130 millones de euros, frente a los más de 460 millones que supondrán las cuatro ampliaciones correspondientes a 2014.  

De esta forma, a falta de conocer cuándo pagará el Santander el scrip dividend a cuenta de 2015, gastará aproximadamente 1.195 millones más en efectivo, pero se ahorrará el equivalente a casi 6.114 millones de euros por el pago en acciones y unos 330 millones por el coste de las ampliaciones de capital. En total, por tanto, el banco se ahorrará el equivalente a cerca de 5.250 millones de euros. Si el scrip dividend se retrasa a los repartos de agosto y noviembre de este año o de febrero y mayo de 2016 (todos ellos con cargo a los resultados de 2015), este ahorro será ligeramente superior. En cualquier caso, los cambios en la retribución en realidad harán que el banco saque más dinero de caja de lo hacía hasta ahora. En concreto, desembolsará los citados 1.195 millones más que en 2014.

En una presentanción a analistas, Santander ha avanzado que el banco ganó 5.800 millones de euros en 2014, tras aumentarlo un 30% respecto a 2013. De esta forma, la entidad cántabra situó el pay out (dividendo sobre beneficio) en efectivo el pasado ejercicio en el 20%. Con la nueva estrategia de retribuir en efectivo, la institución que preside Ana Patricia Botín estima que tendrá un "impacto marginalmente dilutivo" sobre el benefico por acción en 2015, que tornará en "positivo" en 2016. Para el próximo ejercicio y en adelante, de hecho, el banco señala que el dividendo "evolucionará en línea con los resultados a fin de que la remuneración en efectivo represente entre el 30% y el 40% del beneficio recurrente". Los aproximadamente 2.200 millones que repartirá en cash este año implicarían un pay out del 38% siempre y cuando el beneficio se mantuviera constante.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba