Empresas

El Santander protege a Sáenz y le 'libera' del voto de los accionistas ante su eventual inhabilitación por el Banco de España

Los estatutos de la entidad permiten posponer un año la reelección del consejero más antiguo si se cumple el cupo de directivos a renovar, como sucede en esta Junta. Sáenz acaba en 2013 su mandato de tres años como consejero pero esta cláusula le posibilita evitar el examen de los accionistas hasta dentro de un año, cuando previsiblemente ya haya abandonado la entidad.

El Santander protege a Sáenz y le 'libera' del voto de los accionistas ante su eventual inhabilitación por el Banco de España
El Santander protege a Sáenz y le 'libera' del voto de los accionistas ante su eventual inhabilitación por el Banco de España

La Junta del Santander marcará este viernes el clima de los accionistas frente a su consejero delegado, pendiente de una posible inhabilitación por parte del Banco de España. Los apoyos o quejas se escucharán únicamente en el turno de preguntas, pero no en las votaciones. Pese a que Alfredo Sáenz cumple este viernes su mandato de tres años como consejero, como establecen los estatutos de la entidad, los accionistas no votarán en esta jornada la posible reelección del número dos del Santander.

Sáenz ha encontrado el blindaje en la letra pequeña de los propios estatutos de la entidad que permiten posponer la reelección del consejero con más antigüedad si se ha cubierto el cupo de directivos a renovar, como así sucede este año. Cada año, el Santander debe someter a la votación de sus accionistas la reelección de un tercio de su consejo.

Así sucederá este viernes. Según el orden del día de la Junta, un total de seis consejeros tendrán que ser refrendados por los accionistas. Cinco de ellos fueron reelegidos en 2010 junto a Sáenz. Se trata de Javier Botín, Guillermo de la Dehesa, Ángel Jado, Isabel Tocino y Fernando de Asúa, a quien la nueva legislación sobre los consejeros independientes, que limitan su mandato a 12 años, le impedirá continuar en el Consejo del Santander a partir de 2016.

El examen a Abel Matutes, reelegido en 2009, ha posibilitado al Santander posponer la reelección de Sáenz hasta 2014. Sin embargo, según las fuentes del sector consultadas, todo apunta a que esta será la última Junta de accionistas para el actual consejero delegado del Santander.

La anulación parcial de su indulto, por parte del Supremo, deja en manos del Banco de España la decisión sobre si Alfredo Sáenz cuenta con la suficiente honorabilidad para continuar como directivo del Santander. Según el nuevo decreto sobre profesionalidad y honorabilidad que prepara el Gobierno, que ya cuenta con el refrendo del Consejo de Estado, en caso de que un directivo esté condenado o tenga antecedentes penales, como es el caso del CEO del Santander, esta situación le puede forzar a abandonar su puesto, si así lo decide el gobernador Luis María Linde.

La defensa de Sáenz tiene hasta este viernes para presentar sus alegaciones ante el Banco de España, que anunció el pasado lunes 4 de marzo que iniciaba el proceso que debe determinar si inhabilita o no al CEO del Santander. Linde no tomará ninguna decisión hasta que la entidad financiera agote la vía judicial, como informó Vozpópuli la pasada semana.

Las fuentes jurídicas consultadas por este medio explican que la hoja de ruta que adoptará el Santander comenzará con la solicitud de la nulidad del fallo del Tribunal Constitucional en base a un recurso de amparo "por infracción del derecho de igualdad y del derecho a tutela judicial efectiva". En caso de que este órgano judicial se reafirme en su última sentencia, como parece probable, según explican estas fuentes, lo normal es que el banco con sede en Boadilla recurra en amparo al Tribunal Constitucional.

Sin embargo, tras el periplo judicial, todo parece indicar la salida de Sáenz del Santander. "Nadie va a poder decir nada ni al Banco de España ni a este Gobierno sobre la decisión que se va a adoptar. Ya se comprobará", admiten fuentes de Economía.

Incluso en el entorno del Santander ya se empieza a asumir una resolución negativa por parte del Banco de España. "Su salida no causaría ningún contratiempo para el Santander. Tiene estructura suficiente para encontrar un relevo de garantías", confirman estas fuentes, que consideran que Botín está ya trabajando en la sustitución de Sáenz.

Públicamente, el CEO del Santander encontró este jueves el respaldo de Miguel Martín, presidente de la patronal bancaria. "Es una situación injusta para uno de los directivos que ha hecho más por el sistema financiero español", aseguró Martín de un Sáenz que conocerá hoy el veredicto de los accionistas sobre su situación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba