Empresas

La reforma de las concesiones de autopistas en Francia hace peligrar los beneficios de Abertis

El Gobierno francés desarrollará en las próximas semanas la reforma legal que modificará el negocio de las concesionarias de autopistas en el país vecino. Una de las compañías que se verá perjudicada será Abertis, que compite en este negocio en Francia a través de su filial Sanef y que gestiona centenares de kilómetros de peaje en el norte del país vecino.

Peaje de Irun, en la frontera entre España y Francia
Peaje de Irun, en la frontera entre España y Francia EFE

Antes del próximo 15 de enero, el Gobierno francés tendrá listo el nuevo proyecto de ley que modificará el negocio de las concesionarias de autopistas en Francia. Esta reforma afectará de forma relevante “a las concesionarias que operan en Francia y que de momento están negociando con el Estado francés y que deberán compartir con el Estado los beneficios que obtienen en cuanto al cobro de los peajes”, según ha confirmado a Vozpópuli fuentes del Ministerio francés de la Ecología que dirige la ministra Ségolène Royal.

La reforma, lista para el 15 de enero

Una de las concesionarias que se verá afectada es la multinacional española Abertis a través de su filial francesa Sanef que gestiona autopistas de pago principalmente en el norte del país. La reforma, que estará lista el próximo 15 de enero, establece una serie de puntos básicos que modificarán este negocio. Entre los puntos más relevantes de la misma figuran un alza del precio de los peajes a partir del próximo 1 de febrero, aunque como contrapartida se obliga a las concesionarias a compartir los beneficios que genera este negocio con el Estado francés.

Sube el precio de los peajes a partir del 1 de enero y se obliga a las concesionarias a compartir los beneficios con el Estado francés

En 2013, Sanef obtuvo unos ingresos de explotación de 1.566 millones de euros con un ebitda de 978 millones de euros y unas inversiones operativas de 47 millones con un plazo límite de explotación global hasta el año 2029.

“De alguna forma, Francia debe obligar a las concesionarias que se reviertan a los usuarios una parte de sus exorbitantes beneficios, y que si no se llega a un acuerdo la alternativa es denunciar los contratos de las concesiones”, confirman fuentes gubernamentales a este diario. Y añade: “Las concesionarias, como el caso de Sanef, deben entender que durante muchos años, en concreto desde 2006, se beneficiaron de grandes ventajas considerables en el momento de la privatización" afirman desde el ministerio de Ecología que dirige Ségolène Royal.

5.000 millones en dividendos

A lo largo de 2014, las concesionarias distribuyeron entre sus accionistas alrededor de 5.000 millones de euros en dividendos y su objetivo pasa por lograr otros mil millones para repartirlos entre sus accionistas. La reforma francesa en el negocio de la concesión de las autopistas francesas afectará notablemente a Sanef, filial de Abertis. De hecho, en las últimas semanas el presidente de Abertis había confirmado a este diario su “deseo de alcanzar un acuerdo entre todas las concesionarias y el Gobierno francés”, aunque lo que está claro es que deberá repartir sus beneficios.

Abertis controla el 55% del capital de la francesa Sanef y gestiona más de 1.750 kilómetros de autopistas de peaje en el noroeste de Francia, Normandia, la región de Aquitania y cubre el 22% del territorio francés. También gestiona cinco de las siete vías de acceso por autopista de la región de París y el tráfico que enlaza con Alemania, Bélgica y Luxemburgo con el norte de Francia y Reino Unido.

Francia considera que las concesionarias de autopistas han repartido alrededor de 17.000 millones en beneficios desde el año 2006 y estos beneficios deben repartirse ahora entre los usuarios a través de las regiones francesas que reviertan en beneficios sociales y en la construcción de infraestructuras.

Alzas de los peajes del 1,07%

El proyecto de ley estipula alzas en los peajes de media en Francia de 1,07% que corresponden a 0,57% de los contratos de las concesionarias y al 0,5% de la compensación del aumento de los precios que soportan las concesionarias los domingos. El proyecto también impone “compartir los beneficios” que impactará directamente sobre su excedente bruto de explotación (evitad) y a su tasa de rentabilidad interna.

El hecho de compartir los beneficios no significará que las concesionarias deban pagar en cash o en líquido directamente a las arcas del Estado francés, sino que se traducirá modulando la duración de la concesión. El proyecto también incluye una inversión estatal de 3.000 millones de euros de mejora de las obras en las autopistas en un período de tres años.

Francia, gran parte del negocio de autopistas de Abertis

Abertis es el primer inversor español en Francia a través del grupo concesionario Sanef, en el que tiene una participación del 52,55%. Sanef gestiona de manera directa un total de 1.761 kilómetros de autopistas de peaje en el noroeste de Francia, en Normandía (a través de Sapn) y en Aquitania (a través de Sanef Aquitaine); una red que representa el 22% del total de autopistas de peaje del país.

La red de Sanef mantiene una posición privilegiada en el centro dela Europaeconómica, conectando con cinco grandes capitales europeas (Londres, Bruselas, Luxemburgo, Frankfurt y Estrasburgo) y gestionando cinco de los siete accesos por autopista a la ciudad de París.

La filial de Abertis en Francia ha cerrado el año con un ligero incremento en sus cifras de tráfico, tanto en vehículos pesados como ligeros; así como también una positiva evolución de sus resultados. El incremento de los impuestos en Francia y las dificultades climatológicas en el primer trimestre del año se han podido compensar con mejoras en la actividad y con un importante esfuerzo en el control de costes y la eficiencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba