Empresas

De las renovables al fracking: Samca, pionera en eólica y termosolar, compra la petrolera Montero Energy

El grupo aragonés, con unos 3.500 empleados y ventas de 800 millones, ha tomado el control al adquirir el 60% a través de una ampliación de capital. El mayor activo de la compañía, filial de la canadiense R2 Energy, son los ocho permisos de investigación que tiene solicitados en España.

Un parque eólico en Galicia.
Un parque eólico en Galicia.

Mientras ya se habla de una nueva fiebre del petróleo en España, dado el interés del Gobierno por favorecer la explotación de los yacimientos de hidrocarburos gracias a las nuevas técnicas de exploración, un pionero de las energías renovables ha tomado posiciones en el emergente negocio del fracking o fractura hidráulica. Se trata de una empresa histórica de la industria aragonesa, Samca, que ha tomado el 60% de la petrolera Montero Energy a través de una ampliación de capital.

Más que por el importe de la operación (en torno a un millón de euros), esta es significativa por tratarse de una empresa que en su momento supo ver el potencial de las energías renovables en España y que, ante el colosal desbarajuste regulatorio sufrido por el sector, ha quedado bastante desencantada de la aventura.

Samca, que hunde sus raíces en el negocio minero (su nombre es el acrónimo de Sociedad Anónima Minera Catalano-Aragonesa), fue de las primeras empresas nacionales en apostar por la energía eólica a través de su filial Molinos del Ebro, que echó a andar en 1995. Después probó suerte con la termosolar, a través de las dos centrales de 49,5 megavatios (MW) de potencia cada una que promovió, con tecnología propia, junto con Bankia y que actualmente explota en Alvarado (una pedanía de Badajoz) y en Mérida.

El director general de Samca, Rubén Orera, recuerda que la empresa mantiene los más de 200 MW de eólica que promovió en su momento Molinos del Ebro y dice que Samca no juega “a la economía de las pasas y la especulación; entramos en un sector para invertir y permanecer”.

Muy crítico con los recortes del Gobierno a las renovables, el directivo echa mano del consabido “cambio de las reglas en mitad del partido” para criticar la inseguridad jurídica que azota al sector. Y considera que el del ‘fracking’ es un negocio “que va a tener un desarrollo más o menos lento en función de la voluntad política y la respuesta social”. Entretanto, la empresa tiene claro que quiere tomar posiciones.

Montero Energy fue constituida por la canadiense R2 Energy, especializada en Shale gas, a finales de 2011. El director general de Samca señala que el mayor activo de la empresa, aún por materializarse, son los ocho permisos de investigación que tiene solicitados, que se suman a los que ya tenía Samca en Castilla y León y Aragón.

La adquisición de Montero Energy ha traído consigo el nombramiento de un nuevo consejero delegado, Javier del Pico Aznar, que es el responsable de la división de Energía de Samca desde hace catorce años.

La presidencia, como la de todas las filiales del grupo aragonés, ha quedado en manos del presidente, Ángel Luengo Martínez, que fundó lo que hoy es Samca en los años 40 del siglo pasado y hoy día, ya octogenario, sigue en la primera línea.

Con presencia directa en los sectores de la minería industrial (a través de filiales como Auroarce, Daymsa y MYTA), la agricultura, el inmobiliario, la energía y la química, el grupo también opera mediante empresas participadas en otros negocios como el alimentario y el de los transportes.

La empresa tiene filiales en España, Francia e Italia, cuenta con una plantilla de unos 3.500 empleados y factura cerca de 800 millones de euros anuales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba