Empresas

El consorcio de Sacyr se reunió con la ACP sin Impregilo, que siembra dudas sobre su posición

Impregilo, el socio italiano de Sacyr en el consorcio Grupo Unidos por el Canal, fue el principal protagonista de la última reunión del grupo de empresas con la Autoridad del Canal de Panamá... por su ausencia. El encuentro no finalizó en acuerdo, aunque las partes han dejado la puerta abierta a nuevos encuentros que, a buen seguro, se producirán en las próximas horas. No obstante, lo más probable es que las obras se paralicen ya que se antoja muy complicado un acuerdo antes del lunes.

La ampliación del Canal se detendrá si no hay acuerdo antes del próximo lunes
La ampliación del Canal se detendrá si no hay acuerdo antes del próximo lunes

La esperada reunión entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) para tratar de desbloquear el conflicto por los sobrecostes de las obras del Canal, contó con un protagonista inesperado. O, por mejor decir, esperado y que no apareció. Ningún representante de la italianaImpregilo, que ostenta un 48% en el consorcio, igual que Sacyr, participó en el encuentro, que concluyó sin acuerdo pero con la puerta abierta a nuevas reuniones.

La ACP había manifestado en los últimos días su deseo de conocer de primera mano la postura conjunta de GUPC en relación con los sobrecostes del Canal, toda vez que se da por enterada de que la intención de Sacyr es de terminar las obras de ampliación pese al preaviaso de paralización de obras remitido por el consorcio a finales del pasado año. De ahí, la importancia del encuentro en la tarde de ayer, hora española.

El miércoles, el administrador principal del Canal, Jorge Quijano, se entrevistó con el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, cuya postura y voluntad para terminar las obras tiene más que clara.

Pero la ACP fue más allá y solicitó este compromiso por escrito, además de expresar su deseo de conocer la postura conjunta del consorcio.

Abanderada de la beligerancia

No obstante, sólo pudo conocer la de tres de los cuatro componentes del conflicto. La ausencia de Impregilo en esta reunión siembra de dudas su ya controvertido papel dentro de GUPC. La compañía italiana es considerada como principal valedora de la postura beligerante del consorcio frente a la ACP, frente a la más conciliadora por la que había optado Sacyr cuando hace meses comenzaron a aflorar las hostilidades a causa de las reclamaciones por los sobrecostes de las obras.

Cuando la ACP y GUPC retomaron las conversaciones tras el preaviso de paralización de los trabajos, el consejero delegado de Impregilo, Pietro Salini, contribuyó a enrarecer aún más el ambiente con un comunicado en el que formulaba una propuesta de acuerdo (que solicitaba a la ACP una inyección extra de 1.000 millones de dólares como anticipo por los sobrecostes) distinta de la que había formulado tan sólo unas horas antes el consorcio (que proponía aportar 100 millones y que la ACP aportara otros 400 millones).

Como informó Vozpópuli, el Gobierno español está coordinando su actuación para tratar de mediar en el conflicto tras el viaje de la ministra de Fomento, Ana Pastor, a Panamá, en la primera semana del año. Moncloa trata de buscar urgentemente un sustituto para relevar a Impregilo de GUPC.

Probable paralización de as obras

La reunión a la que faltó Impregilo finalizó sin acuerdo aunque las negociaciones se mantienen y se producirán nuevos encuentros en las próximas horas. De no mediar un pacto, el próximo lunes se paralizarán los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, una circunstancia que la ACP ha considerado como probable, dada la premura de tiempo y que las posturas no parecen demasiado cercanas.

Por su parte, Quijano aseguró que la ACP ya ha entrado en contacto con algunas empresas para que concluyan los trabajos de ampliación, aunque no reveló los nombres. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba