Empresas

Sacyr tira de prudencia y estima que sólo recibirá un 25% de los sobrecostes del Canal

Los administradores de Sacyr han optado por la prudencia a la hora de valorar el impacto de la ampliación del Canal de Panamá en sus cuentas. En contra de lo que hicieron en 2012, cuando consignaron como ingresos la totalidad de lo que habían reclamado por los sobrecostes de las obras, esta vez el grupo que preside Manuel Manrique ha elaborado las cuentas bajo el supuesto de que tan sólo percibirá unos 300 millones de euros por este concepto, una cuarta parte de lo que reclama. 

Manuel Manrique, presidente de Sacyr
Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Sacyr presentó al mercado sus resultados de 2013 pocas horas después de resolver el problema que ha estado cerca de dejarle sin terminar su obra más emblemática, la ampliación del Canal de Panamá. Al contrario de lo que sucedió con las cuentas del año pasado, su situación en el país centroamericano tuvo reflejo en el balance de 2013 en forma de provisiones de 189 millones de euros antes de impuestos, lo que se traduce en que la compañía estima que tan sólo percibirá una cuarta parte de los sobrecostes que reclama.

El presidente de Sacyr. Manuel Manrique, expuso a los analistas que la provisión que aparece relacionada con el Canal de Panamá refleja un escenario peor del que espera la compañía, que confía en poder obtener gran parte del dinero que reclama en las instancias de arbitraje (unos 1.200 millones de euros).

En las cuentas de 2012, Sacyr se apuntó unos ingresos de 665 millones de dólares, aproximadamente 480 millones de euros, al considerar probable que el cliente, en este caso la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) accediese a pagarlos, circunstancia que finalmente no ha sucedido.

Ante este hecho, Sacyr ha preferido confeccionar sus cuentas sobre un escenario peor del que prevé. La provisión no representa un escenario de ingresos cero por la reclamación de los sobrecostes en Panamá. Sin embargo, sí supone contemplar que el grupo tan sólo logrará unos 300 millones de euros por este capítulo.

La diferencia entre esta cantidad y la que se incluyó en sus ingresos de 2012 constituye la provisión que ha consignado Sacyr en sus cuentas de 2013.

Financiación bancaria en un mes

El consejo de Sacyr ha contado con tres elementos para tomar esta decisión: el informe de un experto independiente más las opiniones de los auditores de Grupo Unidos por el Canal (GUPC, el consorcio que lidera la empresa española y adjudicatario del contrato de construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá), y del auditor de la propia Sacyr.

Mientras, la decisión de incluir las cantidades reclamadas en los resultados de 2012 se llevó a cabo con la opinión de un experto independiente y la del auditor de GUPC.

La resolución final de las reclamaciones tardará aún en llegar. Lo que será más inmediato será la firma definitiva del acuerdo logrado en la tarde del jueves, hora de Panamá, entre GUPC y la ACP. Su administrador principal, Jorge Quijano, precisó que el jueves 6 de marzo es el día señalado para proceder a la firma de acuerdo.

A partir de ahí, ambas partes depositarán los 100 millones de dólares que se han comprometido a aportar para finalizar las obras que, por lo tanto, podrán alcanzar una adecuada capacidad laboral en los próximos días.

Más tiempo tardarán en llegar los 400 millones de dólares que el consorcio obtendrá con la garantía de la fianza del contrato, bajo la custodia de Zurich American, concretamente entre cuatro y seis semanas. Los bancos panameños que actuarán como prestamistas ya han sido seleccionados y tan sólo resta negociar con ellos las condiciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba