Empresas

La banca pide a Sacyr que le revele si necesitará financiación por el conflicto del Canal

El conflicto por los sobrecostes de la ampliación del Canal, que afectan a Sacyr por su condición de líder del consorcio adjudicatario de la obra, inquieta especialmente a las entidades financieras acreedoras del grupo. Algunas de ellas ya han solicitado a la compañía una reunión para que les informe sobre el estado de las negociaciones con las autoridades locales y, sobre todo, si precisarán de financiación. La banca no quiere sorpresas ante la cercanía de hitos como los test de estrés del BCE y la revisión de activos de la EBA.

Manuel Manrique volvió a Panamá para seguir negociando una solución al conflicto del Canal
Manuel Manrique volvió a Panamá para seguir negociando una solución al conflicto del Canal

Los problemas de Sacyr con el conflicto por los sobrecostes del Canal de Panamá inquietan a las entidades financieras acreedoras del grupo español. Tanto es así que algunas de ellas han solicitado a la compañía un encuentro para ser informados tanto del estado de las negociaciones con las autoridades panameñas como de hipotéticas necesidades de crédito para afrontar la situación.

Los bancos quieren conocer de antemano si el grupo constructor, de servicios y concesiones va a precisar de nueva financiación ante la cercanía de exámenes tan exigentes como los test de estrés del Banco Central Europeo como la revisión de activos de la EBA, el supervisor bancario europeo.

Las entidades consultadas por Vozpópuli aseguran que han tenido que tomar la iniciativa ya que Sacyr hay sido menos proactivo en este sentido, lo que ha llamado la atención de los bancos porque el conflicto por los sobrecostes de la obra de ampliación del Canal de Panamá se basa en un problema de liquidez.

De esta forma, las entidades financieras han solicitado la consulta para conocer de primera mano la situación de Sacyr aunque admiten que, por el momento, la compañía no se ha dirigido a ellos para solicitar crédito, circunstancia que confirman fuentes del grupo que preside Manuel Manrique.

Crédito disponible

Los bancos también aseguran que Sacyr podría afrontar determinados gastos con líneas de crédito que aún tienen pendientes de agotar y también con la venta de algunos activos no estratégicos.

De hecho, la propuesta del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr, a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), incluye una inyección de 100 millones de dólares a cargo del grupo de empresas, de los que a Sacyr le corresponderían 48 millones. La compañía asegura que podría hacer frente a esa inyección de liquidez sin necesidad de hacer ampliaciones de capital ni recurrir a financiación externa.  

Episodios como el protagonizado por Pescanova han puesto a la banca en alerta y les ha marcado el camino para el futuro: la conveniencia de adelantarse a los acontecimientos. Aunque el de Sacyr no es ni mucho menos el mismo caso, si el problema de Panamá no se resuelve de una forma acordada la situación podría complicarse en exceso.

Desde Sacyr señalan que su dirección financiera mantiene permanente contacto con los bancos y que desde que el pasado día 1 de enero trascendiera el estallido de la tensión entre GUCP y la ACP, se les ha informado sobre el proceso. La compañía considera también que las respuestas a los requerimientos de información por parte de la CNMV y las declaraciones de Manrique en la rueda de prensa del lunes completan la información.

Vuelta a las negociaciones

El presidente de Sacyr aseguró este lunes que el conflicto por los sobrecostes de la ampliación del Canal de Panamá no afectará a la solvencia de la compañía ni tampoco a su balance.

Tras su fugaz paso por Madrid, Manrique volvió a Panamá para retomar las negociaciones con la ACP antes de que finalice el plazo dado por el consorcio para detener los trabajos de la ampliación si no se resuelve al problema de liquidez. En la jornada de hoy podría mantener una nueva reunión con el administrador principal del Canal, Jorge Quijano, aunque este extremo no ha sido confirmado por Sacyr. 

Precisamente, Quijano aseguró que si el próximo día 20 GUPC paraliza las obras, la ACP asumirá su control. Apuntó además que el coste para la entidad que comanda sería de unos 1.500 millones de dólares pero aseguró que disponen de esta cantidad para llevar a cabo la finalización de los trabajos, cuyo grado de avance se sitúa en el entorno del 65%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba