Empresas

El consorcio de Sacyr presentará otra reclamación al Canal de Panamá por el efecto de la huelga que acabó ayer

El sindicato que representa a los trabajadores panameños de la construcción ha mantenido parados durante más de dos semanas los trabajos ampliación de la vía interoceánica, cuyo administrador anunció que descuenta una nueva reclamación del consorcio de Sacyr.

Las obras del Canal han vuelto a estar paralizadas durante quince días
Las obras del Canal han vuelto a estar paralizadas durante quince días

Los trabajadores panameños de la construcción vuelven hoy al trabajo después de dos semanas de una intensa huelga que ha vuelto a paralizar las obras de ampliación del Canal de Panamá, precisamente cuando éstas estaban empezando a recobrar el ritmo tras el acuerdo alcanzado a finales de febrero entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lidera Sacyr, para inyectar liquidez al proyecto.

A la espera de terminar de evaluar los efectos del paro, el administrador principal del Canal, Jorge Quijano, ha señalado en una entrevista concedida a una emisora de radio local que las pérdidas para la vía interoceánica se aproximan a un millón de dólares por cada día de huelga.

Al mismo tiempo, adelantó que la ACP ya espera una nueva reclamación por parte de GUPC debido a los retrasos ocasionados por los días en que la obra ha estado detenida por causas ajenas a las empresas que se encargan de ejecutar el proyecto de ampliación.

Quijano apuntó que el gestor del Canal ha recibido ya una comunicación por escrito del consorcio en el que anuncia que llevará a cabo una nueva reclamación, aunque no especificó cuantía alguna, ni en términos económicos ni temporales. Eso sí, el grupo de empresas puso de manifiesto que la huelga no era en absoluto una responsabilidad de GUPC.

La batalla por los sobrecostes

Precisamente, las reclamaciones de GUPC por los sobrecostes en que habría incurrido la obra fue la causa de la escalada de tensiones entre el consorcio y la ACP, que se fue fraguando en el último tercio del pasado año y que tuvo su estallido en los últimos días de diciembre, cuando el consorcio remitió un preaviso de paralización de las obras ante la evidente falta de liquidez del proyecto.

Para entonces, el ritmo de los trabajos en la ampliación del Canal de Panamá ya se había ralentizado precisamente como consecuencia de los mencionados problemas de liquidez. Tras algo más de un mes de intensas negociaciones, finalmente GUPC paralizó en efecto los trabajos hasta que se llegó a un acuerdo para la cofinanciación de las obras.

Por el momento, GUPC ha presentado tres reclamaciones por sobrecostes a la ACP, que se encuentran en las diferentes instancias contempladas en el contrato para este tipo de cuestiones. La primera de ellas, por valor de 120 millones de euros, fue rechazada por la ACP y también por el Tribunal de Resolución de Conflictos (DAB), con lo que ya se encuentra en la Cámara de Arbitraje Internacional de Miami.

La segunda, por importe de unos 500 millones de euros, también fue rechazada por la ACP y está actualmente en el DAB. Mientras, la última, presentada a finales de 2013, aún no ha sido analizada por el administrador canalero, que se ha escudado en una presunta falta de documentación.

Quijano admitió que la huelga de más de dos semanas tendrá efectos en el nuevo calendario previsto para la ampliación y que marca su fecha límite para diciembre de 2015, aunque no especificó el impacto concreto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba