Empresas

Medel quiere dejar sin participación a Caja España en la fusión con Unicaja

Los presidentes de ambas entidades se reunieron el pasado domingo en Málaga para cambiar el reparto de poder de la operación. CEISS, que tenía un 30% del nuevo banco, puede quedarse por debajo del 10%.

Los presidentes de ambas entidades se reunieron el pasado domingo en Málaga para cambiar el reparto de poder de la operación. CEISS, que tenía un 30% del nuevo banco, puede quedarse por debajo del 10%.Los presidentes de ambas entidades se reunieron el pasado domingo en Málaga para cambiar el reparto de poder de la operación. CEISS, que tenía un 30% del nuevo banco, puede quedarse por debajo del 10%.Los presidentes de ambas entidades se reunieron el pasado domingo en Málaga para cambiar el reparto de poder de la operación. CEISS, que tenía un 30% del nuevo banco, puede quedarse por debajo del 10%.Los presidentes de ambas entidades se reunieron el pasado domingo en Málaga para cambiar el reparto de poder de la operación. CEISS, que tenía un 30% del nuevo banco, puede quedarse por debajo del 10%..

Medel quiere dejar sin participación a Caja España en la fusión con Unicaja
Medel quiere dejar sin participación a Caja España en la fusión con Unicaja Europa Press

El examen de Oliver Wyman salvó a la fusión de quedar estigmatizada por una necesidad de capital. Precisamente, esa fue la condición que impuso Braulio Medel, presidente de Unicaja, a Economía y el Banco de España, horas antes de hacerse público el resultado de la consultora, para seguir adelante con el proceso de unión al Banco CEISS (Caja España-Duero). Aprobado el ejercicio de estrés, con un superávit de capital de 128 millones en la cuenta consolidada, los presidentes de ambas entidades se reunieron para renegociar los términos de una fusión que se alarga desde hace más de un año. El objetivo de Medel es 'borrar' prácticamente la participación de Caja España en la futura entidad.

El reparto de poder, negociado el pasado marzo, consignaba a Unicaja la mayoría en el consejo: un 70% de las acciones, frente al 30% destinado al banco CEISS. Con los beneficios de esta participación, la entidad castellanoleonesa tenía previsto devolver los intereses tanto de los nuevos 'cocos', por valor de 1.500 millones, como del crédito de 525 millones del FROB 1. Sin embargo, estos términos serán modificados para que la operación salga adelante. Así se lo transmitió Braulio Medel a Evaristo del Canto, presidente de CEISS, el pasado domingo en una reunión que mantuvieron en Málaga. El mensaje del malagueño fue rotundo: CEISS reducirá al mínimo (en el entorno del 10% o incluso menos) su participación en el nuevo banco para disminuir la presencia del Estado en la entidad y las obligaciones que ello conlleva, incluido el tope salarial de 500.000 euros anuales para las entidades con ayudas públicas que se impone en el Memorando de Entendimiento (MOU).

Medel volvió a amagar con romper la fusión horas antes de conocerse los resultados de O. Wyman si la consultora presentaba al futuro grupo con un déficit de capital

La fusión salvará a CEISS de una segura nacionalización. Sin embargo, el Estado tomará la mayoría del banco castellanoleonés por la inyección de 1.500 millones en forma de bonos convertibles que recibirá para amortiguar el déficit de capital detectado en el examen de Oliver Wyman. CEISS presenta un déficit de capital de 2.063 millones, frente al superávit de 452 millones de Unicaja. Según Oliver Wyman, la suma de ambas entidades genera un exceso de capital de 128 millones. Esto se debe a que la consultora ha contabilizado como capital los 500 millones inyectados a Caja España-Duero en forma de bonos convertibles 'cocos', el pasado marzo. Esta fue una de las obligaciones que impuso Braulio Medel al Banco de España para no romper la fusión tras el primer plan Guindos. Ese acuerdo también comtemplaba otra línea de 1.000 millones, que también computa la consultora norteamericana, en forma de 'cocos' que podía ser inyectada a Caja España-Duero en caso de necesidad, como es actualmente. La entidad castellanoleonesa tendrá que devolver esas ayudas en un plazo de 8 años con un interés del 8% anual.

A pesar de la buena nota de la proyectada fusión entre malagueños y castellanoleoneses, ni en Economía ni el Banco de España tienen la certeza de que la unión se materialice finalmente. "La imposición de Medel de tener que salir bien en la foto de Wyman le ha metido en un problema porque se ha quedado sin uno de los principales argumentos para romper por enésima vez esta fusión", explican desde el sector.

Fuentes próximas a la entidad malagueña confirman que a Medel se le van acabando las "puertas para escaparse de la unión". Sin embargo, en el sector no descartan que, finalmente, la fusión pueda saltar por los aires. De hecho, en las últimas semanas, el presidente de Unicaja ha estado negociando un acuerdo en solitario con Sabadell y Bankinter. En esos encuentros, Medel recalcaba que, en caso de acuerdo, llegaría sin la mochila de Caja España-Duero.

De confirmarse la operación, la nueva entidad rondará los 80.000 millones en activos y estará liderada por Unicaja. La coincidencia en el sector es que a Unicaja Banco se le uniría otra entidad en la foto final del mapa financiero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba