Empresas

El BES registra una pérdida de 3.577 millones, la mayor de su historia

La entidad lusa ha registrado en el primer semestre del año la pérdida más abultada de su historia. Concretamente han sido 3.577 millones de euros, debido a su exposición a filiales del grupo al que pertenece en dificultades contables.

El Banco Espírito Santo (BES) anunció este miercoles unas pérdidas de 3.577 millones de euros en el primer semestre del año, las más abultadas de toda su historia, debido a su exposición a filiales del grupo al que pertenece en dificultades contables. En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores (CMVM) lusa, la entidad portuguesa informa de que los fuertes perjuicios se deben a "factores de naturaleza excepcional".

Según los analistas, estos resultados, que superan los peores pronósticos, podrían forzar un nuevo aumento de capital del BES debido a que el colchón financiero del banco es de unos 2.100 millones de euros, según datos divulgados este mismo mes por la propia entidad. Contrastan además con los 237,4 millones de euros de pérdidas registrados en el primer semestre de 2013 y con los del último trimestre, que fueron de apenas unos 89,2 millones de euros.

Según el banco, una de las razones principales de este grave empeoramiento es el aumento de las provisiones "para hacer frente a la exposición ante las empresas del Grupo Espírito Santo" y, de esta manera, cubrir eventuales pérdidas de deudas contraídas con esas filiales. También perjudicaron a las cuentas de la entidad los negocios del BES Angola (BESA), ya que se produjo una "anulación de los intereses incobrables" y se tuvieron que reforzar las provisiones en esta filial del banco, según informa Efe.

Además, empeoró el riesgo de la cartera de crédito del BES y la entidad sufrió pérdidas en su participación en Portugal Telecom (PT), entre otros factores. A pesar de todas estas contingencias, la entidad considera que el reciente refuerzo de capital de 1.045 millones de euros puede favorecer a los balances del banco. "El Consejo de administración cree que el refuerzo realizado fortalece el balance, crea condiciones para la recuperación económica del grupo", precisa la nota del BES.

Sin embargo, los ratios de capital "Common Equity Tier I" presentados este miércoles están por debajo de los mínimos exigidos por el Banco de Portugal, al situarse en el 5% frente al 7% requerido.

En un comunicado posterior a la divulgación de los resultados, el presidente del BES, Vítor Bento, señala que el banco reconoce ese potencial incumplimiento, por lo que iniciará "de inmediato" el proceso para realizar un aumento de capital, el cual requerirá la convocatoria de una asamblea general de accionistas. Bento añade que ya se han registrado "manifestaciones de interés de actuales y potenciales accionistas" para entrar en este plan de ampliación de capital, y destacó que algunos de ellos podrían tomar "participaciones significativas" en el accionariado del BES. Esta misma semana, el regulador luso lanzó un mensaje de tranquilidad en ese sentido, al asegurar que puede haber una "solución privada" a eventuales insuficiencias del BES, ya que hay inversores interesados en ser accionistas de referencia de la entidad.

Además, tanto el Banco de Portugal como el Gobierno han admitido que, como último recurso, el BES siempre podrá recurrir a los fondos estatales reservados a la banca en el préstamo de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI). El BES fue el único de los cinco mayores bancos de Portugal que no recurrió a los fondos de apoyo público durante el periodo de asistencia financiera internacional (2011-2014), de los que aún hay 6.400 millones de euros sin utilizar.

Los resultados se comunicaron a través del regulador del mercado sin la tradicional rueda de prensa, con varias horas de retraso y un día después de que se desconvocara la asamblea general de accionistas prevista para este jueves. En esa reunión, que ha quedado aplazada sin fecha, debía ser ratificado el nombramiento de Vítor Bento, quien asumió la presidencia en funciones del BES en sustitución de Ricardo Salgado.

Las expectativas de las pérdidas condicionaron también la evolución negativa en la Bolsa de Lisboa, en la que el banco se desplomó un 10%. Las pérdidas han ido en aumento en el banco tras semanas de inestabilidad financiera en el seno del Grupo Espírito Santo (GES) por los recelos de los inversores sobre la exposición de la entidad financiera a otras filiales en dificultades financieras.

De hecho, tres "holdings" del conglomerado, entre ellos el mayor accionista del BES, el Espírito Santo Financial Group (ESFG), han solicitado la apertura de un proceso de insolvencia estas dos últimas semanas por no poder hacer frente a las obligaciones de sus deudas. La petición del ESFG se registró el mismo día en el que el expresidente del BES Ricardo Salgado fue detenido por su supuesta implicación en una red internacional de blanqueo de capitales y fraude.

El banquero, que presidió el BES durante 22 años, fue puesto en libertad el mismo día tras ser interrogado y bajo fianza de tres millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba