Empresas

ACS pierde 1.099 millones hasta septiembre por las pérdidas al vender su participación en Iberdrola

La venta de acciones de la eléctrica y el ajuste de valor realizado al resto de su participación en la misma han supuesto esta pérdida respecto a 2011. Descontando estos conceptos y otros extraordinarios, el beneficio es de 555 millones, un 14,7% menos que el año anterior. 

Junta de accionistas de ACS
Junta de accionistas de ACS EFE

ACS registró una pérdida neta de 1.099 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio, frente al beneficio de 739 millones de un año antes, por el impacto de la venta de acciones de Iberdrola y el ajuste de valor realizado al resto de su participación en la eléctrica, según informó la compañía de construcción y servicios.

En caso de descontar estos y otros extraordinarios, el grupo que preside Florentino Pérez registra un beneficio de 555 millones, un 14,7% inferior respecto al mismo periodo de 2011, según recoge Europa Press. 

En concreto, el resultado neto de ACS incluye las minusvalías netas de 599 millones de euros y 962 millones de euros registradas por la venta de un 3,69% de Iberdrola y el reajuste realizado a su valor contable, todo ello en la primera mitad del año. También incorpora 256 millones de costes y pérdidas generadas en la refinanciación de los vehículos de inversión en la eléctrica.

Como contraposición, las cuentas incluyen plusvalías de 234 millones derivadas de la venta de la participación del 10% en Abertis y de otros activos.

En cuanto al beneficio bruto de explotación (Ebitda) de ACS, creció un 51,5% entre los pasados meses de enero y septiembre y se situó en 2.320 millones de euros.

La cifra de negocio, de su lado, sumó 28.468 millones de euros en los nueve primeros meses, un 56,3% más, impulsada por su internacionalización, tanto por la consolidación del grupo constructor alemán Hochtief como por la expansión del resto de actividades.

La compañía ya obtiene el 82,6% del total de sus ingresos en el exterior, donde creció un 16,7%, mientras que España representa el 17%, tras caer su facturación un 22,3% hasta septiembre. Asia-Pacífico y América figuran como sus actualmente principales mercados, al aportar el 39,5% y el 32%, respectivamente, de su cifra de negocio.

En el capítulo de la deuda, ACS logró reducirla en un 5% en el último año, de forma que a cierre de septiembre soportaba un endeudamiento neto de 9.214 millones de euros.

Caída de construcción en España

Por áreas de negocio, la de construcción se mantiene como primera fuente de ingresos, que además creció un 88,3% y sumó 21.814 millones de euros, gracias a Hochtief.

No obstante, si bien la actividad constructora que desarrolla en el exterior presenta fuertes aumentos, y se duplica en el caso de los mercados de Asia y América, la correspondiente a España se anotó un descenso del 37%, hasta 1.659 millones, "como consecuencia de la contracción de la inversión pública en infraestructuras".

En la misma línea, a cierre de septiembre, ACS sumaba una cartera de obras pendientes de ejecutar por valor de 50.118 millones, en la que el mercado doméstico aportaba 3.502 millones, un 18,8% menos que un año antes.

Las otras dos divisiones de negocio del grupo, la de servicios industriales y la de medio ambiente, mantuvieron estables su facturación en los nueve primeros meses, de forma que aportaron los 5.391 millones y 1.286 millones de euros, respectivamente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba