Empresas

Repsol pone en venta su 12% en YPF y se prepara para salir de compras por EEUU y Canadá

La canadiense Pacific y otras petroleras internacionales vuelven a estar en el foco de Repsol, que tras sellar la paz en Argentina prepara la venta del 12% que aún mantiene en YPF y se dispone a salir de compras por EEUU, Canadá o el norte de Europa.

Antonio Brufau, presidente de Repsol.
Antonio Brufau, presidente de Repsol. EFE

Repsol ya no necesita tener a 'espías' en el consejo de administración de YPF. La guerra con Argentina ha terminado y la petrolera española no tiene por qué mantener aparcado en YPF el 12% del capital que Kirchner no le expropió en abril de 2012.

Fue el expolio del 51% de la petrolera argentina el que provocó la guerra y Repsol se quedó con ese paquete, que le daba derecho a dos consejeros. Pero ahora quiere vender ese paquete. Su valor a cierre de mercado ronda los 1.300 millones de dólares, que sumados a los 5.000 millones de dólares (más 1.000 millones para compensar el descuento de los bonos soberanos en los mercados) que recibirá en virtud del acuerdo con Argentina suman la cantidad bruta de 7.300 millones de dólares (unos 5.600 millones de euros).

Es sólo un escenario, porque los bonos aún no están emitidos y Repsol tiene que decidir qué hará con ellos cuando los tenga. El objetivo de la petrolera española es retomar su plan para crecer a nivel internacional, ya sea con la inversión directa en proyectos upstream (negocio de exploración y producción) o con la compra de una petrolera de tamaño media en EEUU, Canadá o el norte de Europa, según el programa que avanzó Antonio Brufau hace meses.

Compañías como la colombiano-canadiense Pacific Rubiales, que Repsol ya analizó para una posible compra, vuelven a estar en el foco del grupo.

Repsol busca "una oportunidad" de compra a nivel internacional, que de ser encontrada aceleraría la venta del 30% que posee en Gas Natural Fenosa

Para evitar duras, Brufau quiso este miércoles poner cifras más concretas a su plan exterior, según dijo en conferencia con analistas. "Si encontramos una oportunidad en términos de activos" se aprovechará, pero "sin romper la estructura financiera", dijo en referencia a una posible adquisición. Según el ejecutivo de Mollerusa, la petrolera invertirá 3.600 millones de euros en 2014, dos tercios de los cuales se destinarán al usptream.

"En dos meses tendremos papeles, no efectivo, pero los papeles son rentables. El objetivo es, en dos años, hacer que el efectivo sea una realidad", señaló Brufau en referencia al acuerdo sellado con Argentina.

Repsol "optimizará" el acuerdo y hará líquidos los bonos en el mejor momento, pero "no quiere destruir el mercado ni el valor de YPF", defendió el presidente, que dejó claro que ahora es "libre para monetizar" los bonos, pero siempre desde una posición “prudente” y "sin presión", a la vista de que estos valores le dan una rentabilidad media anual del 9%, o de cerca de 500 millones antes de impuestos, informa Europa Press. "Estamos protegidos de un default y al margen de la situación en Argentina", sentenció orgulloso.

La petrolera no tiene prisa por hacer líquidos los bonos soberanos argentinos, que se colocarán en los mercados de forma "prudente" y "sin presión"

Brufau, después de haber sufrido la expropiación de YPF y la prohibición explícita de Kirchner de ser el interlocutor en las negociaciones, tuvo buena palabras para el país, al que deseó "prosperidad, crecimiento e independencia energética", y consideró que el acuerdo es "el primer paso para que el país vaya en la mejor dirección", ya que "le abrirá los mercados internacionales".

Lo que no parece prioritario ahora es la venta del 30% que Repsol posee en Gas Natural Fenosa, operación que sigue supeditada a que la petrolera encuentre una buena oportunidad de compra o inversión en los mercados internacionales.

Bruafu volvió a insistir en que se ha abierto un debate en el consejo "para mejorar la relación con Pemex", que controla el 9,3%. Se ha ofrecido a la mexicana "sentarse para estudiar todas las formas de cooperar" y activar el acuerdo industrial entre las dos empresas, según el presidente de Repsol, que el martes impuso un cambio en el reglamento para prohibir a los consejeros en general y a Pemex en particular criticar su gestión y pedir su cabeza sin haberlo planteado antes en el consejo.

Brufau se embolsó 4,9 millones de euros en 2013, un 5% menos que un año antes, y su consejo, en conjunto, 11,89 millones

El presidente de Repsol se embolsó en 2013 una retribución total de 4,9 millones de euros, un 5% menos que en 2012, cantidad a la que hay que sumar el medio millón aportado por la empresa a su plan de pensiones.

La retribución del conjunto del consejo ascendió a 11,89 millones de euros, un 2,3% menos, en un año en el que el beneficio recurrente del grupo, que mide específicamente la marcha de los negocios de la petrolera, cayó un 6,7%, hasta 1.823 millones de euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba