Empresas

Más del 90% de los accionistas de la canadiense Talisman dan hoy el 'sí' a Repsol

La mayoría del accionariado de la petrolera canadiense acudirá a la operación gracias al atractivo precio de 8 dólares por acción. La junta se prevé tranquila y dará el pistoletazo de salida a la integración con Repsol, prevista para antes del verano.

Antonio Brufau, presidente de Repsol, junto a su consejero delegado, Josu Jon Imaz.
Antonio Brufau, presidente de Repsol, junto a su consejero delegado, Josu Jon Imaz. Repsol

Más del 90% de los accionistas de Talisman Energy apoya la compra planteada por Repsol, que en diciembre anunció un acuerdo para adquirir el grupo canadiense por unos 13.000 millones de dólares (10.400 millones de euros).

Según las fuentes financieras consultadas, la junta de accionistas que hoy celebra Talisman en Calgary (Alberta, Canadá) formalizará el ‘sí’ de la mayoría de los accionistas, a los que el consejo de administración del grupo, por unanimidad, ha recomendado que acudan a la oferta de adquisición.

Además, el máximo órgano de poder del grupo presentará dos informes favorables a la operación elaborados por los bancos de negocios Nomura y Goldman Sachs, que han valorado la oferta como “justa desde el punto de vista financiero".

Aunque desde un prisma estrictamente jurídico, Repsol necesita que, al menos, 2/3 (66,6%) del accionariado aprueben la operación, el presidente de la española, Antonio Brufau, se había mostrado confiado en llegar a ese 90%.

Las fuentes financieras consultadas avanzan este resultado a tenor de los pronunciamientos públicos que han hecho algunos de los accionistas (entre ellos, el empresario Carl Icahn -7,34%-)  y a que el precio ofrecido está en el rango alto de las valoraciones que se han realizado tras los ajustes provocados en los mercados  internacionales por la fuerte caída del crudo.

Repsol ha pagado caro, pero dará un salto de gigante a nivel internacional, al cambiar los cromos argentinos por otros muchos más valiosos, la mayoría de ellos con sello OCDE. Es verdad que si la compañía hubiera cerrado la operación antes del verano pasado, cuando se estuvo negociando, la compra habría salido aún más cara, porque el barril cotizaba por encima de los 110 dólares. Pero los 8 dólares por acción que ha ofrecido a los accionistas y la mala situación por la que atraviesan las cuentas de Talisman hacen que la mayoría de ellos tenga claro acudir a la operación”, señala una fuente financiera.

El consejo de Talisman se ha volcado en apoyar el 'sí' a la operación y los accionistas consideran que con un barril en 60 dólares, los 8 dólares por acción ofrecidos por Repsol son un muy buen precio

Una vez superada la prueba de hoy en Calgary, la operación sólo estará pendiente de autorizaciones menores (una de ellas del organismo estatal canadiense que vela por la protección del tejido empresarial del país). La previsión de Repsol es cerrarla antes de que finalice el segundo trimestre del año.

En las últimas semanas, un amplio equipo de trabajo, a las órdenes del consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha ido desembarcando en la ciudad canadiense para ir acelerando los análisis (due dilligences) de todas las áreas de negocio, con vistas a cerrar todos los flecos de la operación.

El pasado 16 de diciembre, Repsol acordó la adquisición del 100% Talisman Energy por un importe de 8.300 millones de dólares (6.640 millones de euros), más una deuda de 4.700 millones de dólares (3.760 millones de euros).

Talisman Energy aportará a Repsol activos en producción de primera calidad y áreas de gran potencial exploratorio en Norteamérica (Canadá y Estados Unidos) y el Sudeste Asiático (Indonesia, Malasia y Vietnam), así como en Colombia y Noruega, entre otros países.

La incorporación de Talisman incrementará la producción del grupo Repsol un 76%, hasta los 680.000 barriles equivalentes de petróleo al día, y aumentará el volumen de reservas un 55%, hasta alcanzar los 2.353 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Para financiar la operación, Repsol tiene previsto vender activos por valor de 800 millones de euros durante 2015.

Adicionalmente, el grupo español, que dispone de una liquidez de 6.400 millones de euros en efectivo gracias al cobro de la compensación por la argentina YPF, activará unas líneas de crédito a largo plazo de 2.600 millones de euros y opciones financieras adicionales a corto plazo.

También mantiene el plan para lanzar una emisión de hasta 5.000 millones de bonos híbridos para mantener su actual calificación crediticia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba