Plan estratégico

La nueva Repsol sacrifica el dividendo y las inversiones en su plan para 2016

El nuevo plan estratégico asume la expropiación de YPF. El beneficio deberá casi duplicarse en 2016 respecto al último ejercicio sin la filial argentina.

La nueva Repsol sacrifica el dividendo y las inversiones en su plan para 2016
La nueva Repsol sacrifica el dividendo y las inversiones en su plan para 2016

Repsol acomoda su inversión a las circunstancias y a la nueva realidad surgida de la expropiación de YPF por parte de Argentina. La petrolera ha presentado este martes un nuevo plan estratégico (2012-16) que contempla una inversión total de 19.100 millones en el periodo. La cifra es sensiblemente inferior (un 31%) a la del anterior plan (2010-14), aprobado cuando la petrolera argentina todavía estaba en el perímetro de la compañía.

Ahora, se impone la disciplina, con el objetivo de salvar la calificación de la deuda por parte de las agencias de rating. Repsol confía en casi duplicar el beneficio al final del periodo. En 2016, Repsol espera ganar unos 3.000 millones de euros y multiplicar por 1,8 el beneficio neto respecto a 2011, cuando ganó 1.700 millones de euros (excluido YPF). Los vectores serán un importante crecimiento del área de Exploración y Producción (Upstream) y la maximización de los retornos de la de Refino y Márketing (Downstream).

La petrolera asegura contar con capacidad suficiente para autofinanciar su plan, que prevé vender activos no estratégicos por valor de entre 4.000 y 4.500 millones de euros. Entre esas operaciones estará la venta del 5% de autocartera que adquirió a finales del año pasado a los bancos, que ejecutaron a Sacyr la mitad de su participación (10%). Repsol confía en vender este año ese paquete, en el que acumula minusvalías de unos 300 millones de euros. La prioridad en este punto, ha dicho el presidente de Repsol, Antonio Brufau, no es ganar ni perder dinero sino mantener estabilidad accionarial.

 Brufau ha citado el objetivo de reducir "casi a cero" su deuda en el horizonte de 2016, aunque en ese objetivo queda descartado vender la participación en Gas Natural o plantear una fusión.

 Al final del periodo, la compañía espera alcanzar una producción de hidrocarburos de 500.000 millones de barriles equivalentes de petróleo al día, con tasas interanuales de crecimiento del 7 %.

El plan, que se basa en una estimación muy conservadora del precio del barril de crudo Brent (80 dólares), contempla que Repsol mantenga durante el periodo una tasa de reemplazo (que refleja la relación entre el petróleo que se extrae y las nuevas reservas que se descubren) del 120 %, diez puntos más que en su anterior estrategia. 

Brufau ha señalado hoy que se va a hacer "todo lo posible jurídicamente" y "con actitud de diálogo", para recuperar lo que les corresponde en YPF. "Algo pasará en Argentina", ha dicho, en alusión a un esperado cambio de Gobierno.

 Sobre el 6% que aún mantiene Repsol en YPF, Brufau ha insistido en que la normativa obliga a lanzar una opa dado que ha cambiado el control de la compañía y que en eso van a insistir.

 Brufau ha admitido que el dividendo actual de Repsol (1,16 euros por acción) no es "sostenible". La retribución al accionista, ha advertido, va a "decrecer" en los próximos años. El presidente de Repsol ha rechazado una política de dividendos que "sacrifique" el crecimiento o las calificaciones crediticias. Dentro del plan estratégico, Repsol señala que el payout, porcentaje de beneficio destinado a retribuir a los accionistas, a partir de 2012 estará en el entorno de entre el 40% y el 55%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba