Empresas

Renovalia congela sus centrales termosolares

El exdueño de 'El Ventero' tiene 71 MW de potencia que no ha iniciado a la espera de la reforma de Soria, que el sector afronta con optimismo. La compañía de la familia Ortega tiene otros tres grandes proyectos con 200 MW que se quedaron sin derecho a prima.

Renovalia canceló su salida a bolsa hace dos años.
Renovalia canceló su salida a bolsa hace dos años.

Renovalia, el grupo de energías renovables de la familia Ortega, expropietarios de Forlasa (fabricante de los quesos ‘El Ventero’), es el promotor termosolar más rezagado de España. Mientras el resto de compañías del sector acelera la construcción de estas plantas -hay 872 megavatios (MW) en desarrollo y otros 1.331 MW ya operativos, según datos de la patronal Protermosolar-, Renovalia las tiene en barbecho.

El grupo manchego tiene pendientes de ejecución ocho parques, todos ellos de pequeño tamaño, lejos de los 50 MW que suelen tener estas instalaciones. De momento, sólo ha iniciado la construcción de una planta, la más pequeña, con apenas 1 MW de potencia. Las otras siete (todas en Puertollano, Ciudad Real) no se han iniciado, a la espera de lo que depare la reforma energética que ha anunciado el ministro de Industria, José Manuel Soria, para intentar atajar el gigantesco déficit de tarifa acumulado por el sistema eléctrico (más de 24.000 millones de euros).

El ministro, de visita en Marruecos (hoy vuelve a su Canarias natal), dijo ayer que, si no se toman medidas, el déficit "puede multiplicarse por dos en pocos años" y aseguró que su departamento trabaja para que la posible subida de la luz de julio, como consecuencia del encarecimiento de la energía, "no exista" o sea el "mínimo posible".

La energía termosolar está en el centro del debate sobre los costes del sistema eléctrico. La patronal que agrupa a las eléctricas tradicionales, Unesa, ha pedido una moratoria para esa fuente, ya que calcula que, cuando todas las plantas previstas hasta finales de 2013 estén operativas, recibirán unos 2.000 millones de euros anuales en primas.

Hasta el pasado abril, esta tecnología, que se libró, en buena medida, de la moratoria para las primas de nuevas instalaciones renovables decretada a primeros de año, recibió, según datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), 194 millones en subvenciones (con cargo a la tarifa eléctrica) tras aportar un 0,9% de la electricidad. Previsiblemente, la cifra se disparará conforme entren en funcionamiento las plantas que ahora están en construcción.

Aunque el regulador energético ha propuesto aplazar el pago de las primas a estas plantas como una de las medidas para intentar acabar con el déficit tarifario, el sector termosolar, aun asumiendo que puede haber recortes (en principio, la reforma se aprobará este viernes o, más probablemente, el próximo), es optimista respecto a qué hará el ministro.

Según datos de la patronal Protermosolar, de los 221,4 MW preasignados en el registro de Industria y que todavía no han empezado a construirse (aunque, en principio, tendrán derecho a cobrar prima), 71 MW corresponden a Renovalia y el resto, a la alianza de la sevillana Abengoa y la japonesa Itochu (100 MW), a ACS (50 MW) y a la española Preneal y la estadounidense Solar Reserve (50 MW).

El grupo manchego también tiene en cartera otros tres proyectos termosolares de gran tamaño en España (con una potencia de 200 MW), cuya entrada en servicio estaba inicialmente prevista para el primer trimestre de 2014, por lo que se quedaron fuera del prerregistro del Ministerio de Industria. Está por ver si los construye, dado que a estos proyectos sí les afecta la moratoria.

La empresa, que no hace comentarios, presentó en marzo una nueva tecnología, “única en el mundo”, que a diferencia de la termosolar tradicional, no utiliza agua ni gas y tiene una mayor eficiencia. Desde que, en mayo de 2010, canceló su salida a bolsa, y ante los cambios regulatorios en España, Renovalia ha volcado su crecimiento en mercados foráneos como México, Canadá y Hungría.

El grupo nació en 2000 con la idea de proporcionar energía a las fábricas de Forlasa, aunque, a la vista del boom de las renovables, acabó convirtiéndose en la principal apuesta empresarial de los Ortega. En febrero de 2010, la familia vendió a la francesa Lactalis el grupo alimentario, fundado en 1970 por Bernardo Ortega.

Hasta septiembre pasado (último dato disponible), Renovalia obtuvo un ebitda de 76,5 millones (un 27,5% más) y unas ventas de 140 millones, frente a los 93 millones del mismo periodo de 2010. Presente en siete países (España, EEUU, Canadá, México, Italia, Rumanía y Hungría), cuenta con más de 570 MW operativos y en construcción divididos en diez parques eólicos, siete parques solares fotovoltaicos y una planta termosolar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba