Empresas

Deutsche Bahn viene a España para morder en el transporte de mercancías por tren

Este viernes, el Consejo de Ministros aprobó 'de tapadillo' la segregación de Renfe en cuatro sociedades. Y una delegación germana ya está aquí interesada en el transporte de mercancías, a la deriva en España desde que el sector se abrió tímidamente en 2005. Berlín es líder mundial en el sector. 

Una locomotora propiedad de la empresa estatal alemana DB.
Una locomotora propiedad de la empresa estatal alemana DB.

Mientras la atención se centraba este viernes en asuntos importantes como la ligera recuperación económica o el efímero nombramiento de la sobrina de Luis de Guindos al frente de Competencia, otro tema no menos baladí que no se tocó en la rueda de prensa posterior fue aprobado por el Consejo de Ministros: la liberalización de Renfe Operadora y su división en cuatro sociedades, una vía que permitirá a las empresas privadas transportar pasajeros y competir con Renfe por primera vez en 72 años.

Una apertura que ya desgranó Vozpópuli el sábado pasado, especialmente en lo tocante a Renfe Viajeros (una de las cuatro divisiones) y a las empresas que acechan el mercado español. Con Viajeros nacen también Renfe Alquiler de Material Ferroviario, Renfe Fabricación y Mantenimiento y Renfe Mercancías. Y sobre esta última ya aparecen interesados husmeando la incipiente apertura ferroviaria: una delegación de la empresa estatal alemana Deutsche Bahn, una de las más potentes del mundo en transporte de mercancías, si acaso la mayor, ha estado esta semana por Madrid.

En teoría, la DB ha acudido a potenciar los servicios comerciales que propone en España desde webs como tugranviaje.com, oferta que, según la directora de Marketing y Ventas del ente germano, Miriana Mayer, ha crecido un 7% en lo que va de 2013 a pesar de la crisis. Pero a nadie se le escapa que DB lleva más de un año maniobrando para hacerse con un buen mordisco de esa nueva sociedad que se acaba de crear cuya naturaleza Berlín ha desarrollado de forma puntera las dos últimas décadas.   

Tímidamente liberalizado en 2005, aprovechando la separación de Adif y Renfe, el transporte de mercancías ferroviarias abarca hoy una menor cuota de mercado que cuando era monopolio de Renfe: apenas un 4% frente al 17% en el resto de la Unión Europea, según el último informe de Competencia. Pese a que hay 19 licencias concedidas, solo operan ocho compañías, Renfe incluida. Alemania cuenta con 228 empresas dedicadas al sector.

El 30 de abril, Renfe y DB firmaron un acuerdo para “cooperar en el transporte de mercancías por tren en la UE”. Los dos operadores públicos anunciaron que trabajarán para avanzar en la liberalización del mercado y potenciar la demanda de transporte y servicios logísticos en toda Europa. Un pacto que supone muy poco para Alemania pero mucho para España, que de paso ve cómo desembarcan los germanos en las vías nacionales. Francia también acecha: SNCF adquirió recientemente el 25% de Comsa Ente, una de las ocho firmas con licencia.

Algunas fuentes apuntan a la presencia en la directiva de Renfe de una persona fichada en 2011 procedente de DB, Julián Mata, como parte de la labor de acercamiento entre ambos países. La porción más apetitosa de la liberalización del tren, cuyos beneficios son todavía muy dudosos, se queda, sin embargo, en Renfe Viajeros, la que gestiona las codiciadas líneas de alta velocidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba