Empresas

La ruina del AVE gallego: ocupación menor del 20%, superada por trenes convencionales

Dos de las tres relaciones de alta velocidad en la región (Santiago-Ourense y Santiago-A Coruña) no vendieron ni uno de cada cinco asientos durante 2012. En algunos casos, los antiguos trenes de Media Distancia, el triple de lentos, ganaron a los Avant. 

Un tren Avant entrando en la estación de A Coruña.
Un tren Avant entrando en la estación de A Coruña. jl.cernadas (CC via Flickr)

En vez de llegar en solo 38 minutos, los usuarios de tren que viajan de Vigo a Ourense y viceversa prefieren, en ocasiones, tardar una hora y media larga e incluso más de dos horas. A lo largo de 2012, entre las dos localidades gallegas hubo prácticamente la misma ocupación en los vagones de Media Distancia y de Regional Exprés, los más antiguos, que en los de alta velocidad (24,5%), inaugurados en la región noroccidental a finales de 2011.   

La prioridad de gallegos (y no gallegos) por economizar dinero antes que tiempo al recorrer lo que media entre Vigo y Ourense es un espejo del calamitoso estado de los Avant, nombre que recibe el AVE autonómico (alta velocidad de media distancia). De hecho, es un espejo bastante favorable, porque esta última es la única de las tres relaciones que supera el 20% de ocupación. Tal fue la sangría de pasajeros el año pasado: un 15,2% para el trayecto Santiago-Ourense (191.300 personas) y un 19,8% para el Santiago-Ourense-A Coruña (250.000).

Estos datos, obtenidos por este medio aunque adelantados por El Faro de Vigo, lastran los resultados de Renfe Operadora en el norte, los cuales, si no fuera por el Avant gallego, saldrían muy bien parados. Los números del último ejercicio son todavía peores que lo estimado en el primer trimestre del año pasado, cuando la tasa media de ocupación en las tres relaciones rondaba el 25%. Si entonces tres de cada cuatro asientos iban vacíos, en todo el año lo fueron cuatro de cada cinco.

Los datos mejoran en 2013

Probablemente la tasa de ocupación en lo que llevamos de 2013 ha mejorado (aún no hay datos) debido a la nueva política tarifaria de Renfe Operadora, que desde febrero propone un agresivo ramillete de descuentos. Los precios de la alta velocidad bajaron en todo el país una media del 11%, pero se pueden encontrar billetes por menos de la mitad de precio. La política de precios está mejorando la ocupación a marchas forzadas, según varias fuentes.

Ante la ausencia de pasajeros, Renfe ha calculado un sobrecoste del 50% de lo originalmente estimado en consumo y mantenimiento. Entretanto, Galicia sigue esperando la conexión por AVE con Madrid para 2018, de acuerdo con la promesa formulada por un pontevedrés (el presidente Rajoy) y una zamorana que vivió en Galicia (la ministra de Fomento, Ana Pastor). 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba