Empresas

Guerra ciudadana contra el oligopolio: ‘Corta los cables’, ‘Bájate la potencia’ y ahora ‘Apagón17D’

Una nueva iniciativa 'antioligopolio' eléctrico propone un apagón de una hora el próximo 17 de diciembre en protesta por los altos precios de la luz, el "fraude" del nuevo sistema de fijación de precios, el supuesto abuso de las compañías a través del recibo y la inacción del Gobierno.

Concentración para denunciar la pobreza energética en España.
Concentración para denunciar la pobreza energética en España.

Son ya tantas las iniciativas ciudadanas contra las subidas de la luz y el poder de las grandes compañías eléctricas que las redes sociales no dan abasto. Esta misma semana se ha puesto en marcha otra nueva campaña, la enésima quizá, contra “los abusos” del oligopolio y la desidia interesada del Gobierno, según sus impulsores, la asociación de consumidores Facua.

La organización ha convocado un apagón de una hora para el próximo 17 de diciembre a las 19.00 horas, bajo el lema viral ‘#Apagon17D’, con el objetivo de denunciar “el fraude” que, según su criterio, se está produciendo con el nuevo sistema de fijación de los precios de la luz, que ahora cotizan diariamente, lo que está disparando de nuevo el recibo.

Facua pide a los ciudadanos que prescindan durante una hora del servicio de electricidad y lo graben desde sus móviles para mover los vídeos por las redes sociales. Esta organización quiere denunciar así el imparable encarecimiento del precio de la luz, que en diez años se ha incrementado en un 72,3%, hasta el punto que cada hogar paga ahora 383 euros más al año que en 2004.

Según Facua, cada hogar paga 383 euros más al año con respecto a 2004, cuando la luz era un 72,3% más barata que ahora

Estos son los cálculos que ha hecho Facua, que también pone el foco de su protesta en la lacra de las puertas giratorias, práctica de moda en España en los últimos años, especialmente en el sector eléctrico, por la que muchos políticos acaban enchufados en las compañías con sueldos de escándalo.

Facua denuncia que “la brutal subida de las tarifas pone de manifiesto que la liberalización desarrollada por los gobiernos del PP y el PSOE sólo ha beneficiado al oligopolio eléctrico. Se trata de un lobby que viene dictando las políticas energéticas en España y que hoy lidera el ranking de denuncias de los consumidores por fraude junto a las compañías de telecomunicaciones y la banca”.

Los análisis realizados por la organización señalan que tras unos meses de tregua, la luz vuelve a subir y ya en noviembre, el coste medio de la factura mensual se sitúa en 76 euros, frente a los 67,62 euros de principios de año, debido principalmente y según su criterio al nuevo sistema de cotización de la electricidad. De ahí que haya pedido al Gobierno que “regule una tarifa eléctrica basada en el coste real de la producción energética en el mercado mayorista”.

También denuncia la asociación la situación de pobreza energética que sufren más de dos millones de personas en España. Muchos de ellos no podrán pagar este invierno la calefacción y tanto esta organización como otras instituciones y movimientos sociales han pedido al Ejecutivo que imponga medidas para que las eléctricas no puedan cortar el servicio a los que no abonen el recibo, al menos, en invierno.

La campaña 'Corta los cables' propone una ruptura total con las compañías e impulsa la autoproducción con placas solares de forma legal, sin recibo y al margen del tradicional sistema eléctrico

‘#Apagon17D’ es la última iniciativa puesta en marcha para denunciar los abusos del recibo. Pero hay muchas más.

La Fundación Desarrollo Sostenible ha puesto en marcha recientemente la campaña ‘Corta los cables’, para que familias y pequeñas empresas se den de baja en el recibo e instalen placas solares para producir su propia luz de forma independiente y legal, sin conexión a la red tradicional. Los costes por instalación oscilan entre los 12.000 y 24.000 euros, amortizables en ocho años.

Otra rebelión la protagoniza la plataforma #bajatelapotencia, que invita a los hogares y pequeñas y medianas empresas a reducir la potencia instalada para pagar menos en el término fijo del recibo y llegado el caso, el corte del servicio en las segundas residencias, no sólo para ahorrar sino también en señal de protesta contra las subidas aplicadas por el Gobierno y secundadas por las eléctricas.

También la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha promovido su particular rebelión, al aglutinar a cientos de miles de hogares en una iniciativa encaminada a la compra colectiva de electricidad con importantes descuentos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba