Empresas

El Gobierno roba competencias a la CNMC para tener el control del precio de la luz

Industria no quiere interferencias en una materia tan sensible como el recibo de la luz, así que aprovechará su mayoría absoluta para imponer una enmienda que retira a la CNMC su competencia para fijar las condiciones de aplicación de los peajes de acceso.

Marín Quemada, el día de su toma de posesión al frente de la CNMC ante Sáenz, Montoro y Soria.
Marín Quemada, el día de su toma de posesión al frente de la CNMC ante Sáenz, Montoro y Soria.

El Ministerio de Industria y Energía quiere tener el control total sobre la parte del recibo de la luz que sigue estando bajo regulación administrativa. Se trata de la fijación y aplicación de los peajes de acceso, donde se incluyen los costes del transporte, distribución y primas a las renovables, entre otros, que representan en torno al 40% del precio final de la luz que pagan los consumidores.

Cuando el Gobierno creó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) le confirió importantes competencias y entre ellas estaba la capacidad del superregulador para establecer la estructura y condiciones de aplicación de esos peajes de acceso.

Ahora, Industria quiere recuperar esa competencia para tener un control más directo del precio de la luz, materia muy sensible de cara al consumidor final, y lo hace por la puerta de atrás, casi de tapadillo.

El Departamento que dirige José Manuel Soria ha aprovechado el trámite parlamentario del proyecto de ley de Metrología en el Congreso para introducir una enmienda, la número 58, que modifica el punto 2 del artículo 16 de la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico, que le permitirá reconquistar la competencia en esa materia.

El nuevo texto reza así: "El Gobierno establecerá la estructura y condiciones de aplicación de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución que deberán satisfacer: a) los consumidores, teniendo en cuenta las especialidades por niveles de tensión y las características de los consumos por periodos horarios y potencia; b) los productores, teniendo en cuenta la energía vertida a las redes.

Según los expertos del sector consultados, "esta enmienda endurece la división de competencias entre el organismo regulador, la CNMC, e Industria. Frente a la redacción anterior, la enmienda refuerza la competencia del Gobierno en establecer la estructura y condiciones de aplicación de los peajes de acceso".

La enmienda saldrá adelante gracias a la mayoría absoluta del PP, 'escondida' en la Ley de Metrología, que nada tiene que ver con el sector eléctrico

La enmienda es un respuesta, afirman estos expertos, a la circular 3/2014 del 2 de julio, enviada por la CNMC, que en Industria ha sido considerada una extralimitación de sus funciones al ser desarrollada.

Así que para que no haya dudas de quién es el que manda y regula, el Gobierno utilizará su mayoría absoluta para sacar adelante la enmienda, que se ha colado en la Ley de Metrología que hoy se debate en el Congreso y que nada tiene que ver con el sector energético y la fijación del precio de la luz.

El Gobierno reseña en la enmienda que "la metodología de peajes de acceso debe estar constituida por un conjunto de reglas que permita al Ministerio de Industria asignar los costes a los distintos grupos de consumidores caracterizados por niveles de tensión y periodos horarios".

Y continúa indicando que "podría darse la situación en la que se efectuaran desarrollos normativos en ambos órganos competentes cuyo objeto en aspectos puntuales fuera el mismo, y sin embargo no fueran coincidentes, lo que conllevaría un problema de interpretación, dificultad de saber cuál es la normativa de aplicación y, por ende, de falta de seguridad jurídica".

Los expertos señalan que "la nueva redacción, de forma taxativa, establece la competencia exclusiva del Gobierno para determinar la cuantía de los peajes"

Pero para los expertos consultados, "la nueva redacción, de forma taxativa, establece la competencia exclusiva del Gobierno para determinar la cuantía de los peajes y delimita la función de la CNMC a establecer metodologías objetivas que faciliten la función del Ejecutivo".

Este cambio normativo se produce en un momento en el que el nuevo sistema de cotización de los precios de la electricidad, que ha sustituido al de las polémicas subastas y se fija libremente en el mercado, empieza a dar los primeros sustos al Gobierno.

Tras meses de espejismo, en los que la luz se ha mantenido muy barata, la cotización de la electricidad ha comenzado a dispararse y anticipa fuertes subidas para los próximos meses. El término de energía representa otro 40% del recibo final (el 20% restante son impuestos) y está fuera del alcance y control del Gobierno, de forma que la única forma que éste tiene de tratar de contener los sensibles (mucho más en periodos preelectorales) precios de la luz es a través del control total de los peajes de acceso, que sí están regulados.

De ahí la maniobra urdida por Soria y su equipo para quitar a la CNMC esta competencia que se le confirió en su nacimiento.

El diputado del PSOE, José Segura, ha salido el que ha abanderado la batalla contra el redactado final de la Ley de Metrología y contra la introducción de esas enmiendas de tapadillo. Hoy defenderá en el Congreso las 24 enmiendas presentadas por el grupo socialista contra la norma, además de la enmienda a la totalidad. Segura criticará duramente que se haya incluido esa enmienda 58 en una norma que en nada debería ir destinada a parchear la Ley Eléctrica para favorecer los intereses del Gobierno y del Ministerio de Industria en detrimento de la CNMC, organismo que a priori se le presupone independiente y no fiscalizado por el Ejecutivo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba