Empresas

La realidad contradice a Soria: la luz subió en 2014 y también lo ha hecho en enero

¿Por qué se empeña el ministro en defender que la luz bajó en 2014 y también lo hará este mes de enero cuando los datos oficiales del INE y del mercado mayorista dicen justo lo contrario?

Enero está siendo un mal mes para la producción eólica y eso se nota en los precios de la luz.
Enero está siendo un mal mes para la producción eólica y eso se nota en los precios de la luz. EFE

El recibo de la luz subió en 2014 y también cerrará este mes de enero con un incremento importante, por mucho que el año electoral y el empecinamiento del ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, se empeñen en desmentirlo.

Que el Gobierno no ha conseguido que la luz baje con sus nuevas (y polémicas) medidas aplicadas en 2014 no lo dicen unos iluminados de Podemos o unos ecologistas antisistema con posiciones populistas (matraca repetida hasta la saciedad desde el partido en el poder contra las nuevas fuerzas políticas que barren en las encuestas electorales); son el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE), poco sospechosos de caer en la demagogia y alejarse de la realidad de los datos oficiales, los que desmienten la posición del ministro.

Según el INE, el recibo de la luz se encareció un 4,4% en 2014, frente al 5% de bajada que pregona Soria, cuyo Departamento lanzó un comunicado para tratar de desmontar las conclusiones del Instituto oficial dependiente del Gobierno.

Industria critica que el INE no ha tenido en cuenta al hacer sus cálculos las devoluciones efectuadas por el sistema eléctrico por lo cobrado de más en los primeros meses de 2014, cuando el precio de la luz, que estuvo intervenido tras la suspensión del sistema de subastas, fue inferior al previsto por el Gobierno.

El INE concluye que el recibo se encareció un 4,4% en 2014 y OMIE marca para este mes de enero precios mayoristas muy por encima de los de diciembre pasado

Ésta es la argumentación que ha hecho pública el Ministerio que dirige Soria: "El INE no revisa sus datos publicados para el cálculo del IPC. Sus índices desde el mes de enero de 2014 hasta junio no recogieron las devoluciones a los consumidores de las cantidades facturadas de más por las compañías eléctricas y lo concentraron en el mes de junio. Para comprobar el efecto en términos anuales que produce el hecho de no haber aplicado las devoluciones en el momento en que éstas se produjeron, el INE ha simulado cuál hubiera sido la variación del precio si se hubiera incluido la revisión de precios desde enero. El efecto de esta revisión en la tasa media a final de año así calculada es del –0,6% (–1,2% con datos de Industria). Por tanto el efecto de no contabilizar los descuentos en su mes correspondiente y concentrarlos en el mes de junio supone más de 5 puntos porcentuales de diferencia en la media del año".

Y hay un segundo argumento con el que el Ministerio ha querido echar por tierra las conclusiones del INE, que en sus cálculos recoge a todos los consumidores, incluidas viviendas vacías, segundas residencias y clientes con potencias varias, frente al consumidor medio "que representa la familia más frecuente en España" y que es el que utiliza Industria.

Pero los expertos consultados por Vozpópuli y las organizaciones de consumidores se decantan por la posición del INE. "Es un mensaje que va muy bien para el año electoral, que la luz bajó en 2014 gracias a la política del Gobierno, pero eso no es real", señala el representante de una organización de consumidores.

El recibo se encarecerá en enero porque ha habido poca producción renovable y porque el Gobierno subió en febrero pasado el término de potencia, que pesa casi un 40% en la factura final

Y ha llegado 2015 y la luz ha seguido subiendo, como así queda reflejado en los precios del mercado mayorista recogidos por OMIE, pero el ministro tampoco acepta esta realidad. "Lo niego -la subida de la luz que anticipan los precios mayoristas; de hecho, Red Eléctrica está sacando un comunicado para desmentirlo". Para fijar el precio de la luz hay dos conceptos, uno el de la energía, que con el nuevo sistema cotiza diariamente ligada a los precios mayoristas, y que, según el ministro, "en estos 22 días de enero, ese término no sólo no ha aumentado, sino que ha disminuido, y después está el término de potencia que sí ha aumentado ligeramente".

No hay más que visitar la web de Omie para comprobar que los precios de la electricidad se han disparado en enero por la brusca caída de la producción renovable eólica e hidráulica debido al anticiclón que se ha instalado en la Península en las dos primeras semanas de 2015. El precio mayorista cerró el 31 de diciembre a 43,38 euros el megavatio/hora (MW/h) y el 8 de enero ya cotizaba a 65,72 euros MW/h, lo que ha supuesto un aumento del 51,5%.

En los días siguientes, esas subidas se han atemperado pero los precios mayoristas siguen estando por encima de los de diciembre (46,94 euros MW/h este viernes 24), de forma que con el nuevo sistema de cotización de la luz (el precio se marca día a día en función del mercado mayorista), mal que le pese al ministro, el recibo va camino de incrementarse al cierre del mes de enero en torno a un 5%, como ya han adelantado algunos expertos.

El mayor peso de las energías caras (producción térmica con carbón y gas) en el mix energético ante la caída de las renovables por la benevolencia de este invierno y el aumento de la demanda de electricidad presionan los precios al alza.

Pero además, la parte regulada (término fijo de potencia), que pesa casi un 40% en el recibo final de la luz, es más cara frente a enero de 2014, porque Soria implantó una subida a ese término fijo en febrero del año pasado, de forma que al comparar los eneros, la subida es indiscutible.

Así que la cuesta de enero también se sufrirá con el recibo de la luz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba