Empresas

Un informe pide a Montoro un IVA reducido en la luz para frenar la pobreza energética

En España hay dos millones de familias en situación de pobreza energética, que soportan, como el resto, un IVA del 21% en sus recibos de la luz. Un informe propone el tipo reducido de este impuesto para ayudar a estos hogares más vulnerables.

Los ministros Soria y Montoro, los que más 'mandan' en el recibo de la luz.
Los ministros Soria y Montoro, los que más 'mandan' en el recibo de la luz. EFE

En España hay dos millones de familias (hogares) en situación de pobreza energética. Con la llegada del invierno, sus economías domésticas no podrán afrontar el pago de los servicios básicos de luz y gas, arriesgándose a cortes en el suministro por impago o, en el mejor de los casos, a hacer un uso tan básico de esos servicios que no podrán poner ni la calefacción ni los electrodomésticos de más alto consumo (horno, vitrocerámica, plancha…).

Instituciones como Cáritas, la Cruz Roja o la Plataforma para un Nuevo Modelo Energético ya han alertado del grave problema de exclusión social y económica que sufren esas familias y la Generalitat catalana ha legislado para proteger a este colectivo, con un Decreto Ley que ya ha sido impugnado por el Gobierno de Rajoy.

Ahora, un informe de la firma de asuntos públicos Mas Consulting recomienda al Gobierno una batería de soluciones encaminadas a erradicar o, al menos, frenar este tipo de pobreza que se ha disparado con la crisis económica, máxime en un país como España con casi 5,7 millones de desempleados y 1,8 millones de hogares con todos sus miembros en paro.

El informe recomienda al Gobierno que implante el IVA reducido del 10%, el mismo que se paga por el agua, en el recibo de la luz de las familias más vulnerables económicamente

La propuesta más novedosa que plantea el informe es la aplicación de un IVA reducido a los titulares del recibo de la luz más vulnerables económicamente. Actualmente, los impuestos suponen hasta un 25% del total del recibo de la luz y del gas que pagan los consumidores y el IVA, con su 21%, es de lejos el que más encarece esa factura.

“No es una cuestión de que la luz sea o no cara. Es una cuestión de que hay ciudadanos que no pueden pagar ese precio y eso es lo que hay que solucionar. Simplemente aplicando un tipo de IVA reducido, similar al del agua, a los clientes vulnerables conseguiríamos eliminar, en un alto porcentaje, la pobreza energética en España. Es una cuestión de voluntad, no de números”, señala Diego Crescente, asociado y responsable de la División de Energía de MAS Consulting Group.

Si las familias en situación de pobreza energética pagaran un 10% de IVA, el tipo reducido que sí se aplica al agua por considerarse un servicio de los más básicos, habría menos impagos en los recibos energéticos, defiende esta consultora, que considera que “la solución a la pobreza energética pasa por una acción conjunta y coordinada de los poderes públicos, las empresas y los ciudadanos”.

La Generalitat aprobó un Decreto Ley para combatir la pobreza energética e impedir a las eléctricas que corten la luz por impago en invierno, pero el Gobierno central ha impugnado la norma

Pero esta medida sería de difícil digestión para este Gobierno y, en particular, para su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Mas Consulting propone otras medidas para paliar esta pobreza: “Las tarifas sociales, la mejora de la eficiencia energética de los hogares, la información y la ayuda al consumidor vulnerable son los ejes de las acciones presentadas, con el objeto de equiparar nuestro sistema de protección social al existente en la mayoría de los países de la UE”.

El informe apuesta por las tarifas sociales ligadas a los ingresos del hogar y no a la situación de cada uno de ellos, “porque, a modo de ejemplo, habrá familias numerosas con ingresos de un millón de euros, que lógicamente no son merecedoras de un recibo de la luz más barato”.

Otra medida sería la prohibición de desconectar a los clientes vulnerables, que ya se aplica en el 60% de los países de la UE y también en Cataluña.

Queda por definir qué familias serían consideradas en situación de pobreza energética. Como referencia, en España, estaría la del bono social, que con los últimos cambios aplicados por el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, sólo beneficiará a 1,5 millones de familias, frente a los tres millones que estaban acogidos a este sistema.

Con los cambios normativos, Industria ha dejado fuera del bono social a 1,5 millones de hogares, la mitad de los que hasta ahora se beneficiaban de esta tarifa social de la luz

El Gobierno ha mantenido los actuales requisitos para ser beneficiario de este bono social de la tarifa (tener contratada una potencia inferior a 3 kilovatios; superar los 60 años y estar con una pensión mínima y ser familia numerosa y formar parte de una unidad familiar con todos los miembros en paro), pero la situación va cambiar radicalmente ya que se ha introducido una nueva cláusula o renta mínima por debajo de la cual no se tendrá derecho a la tarifa social: el 120% del salario mínimo interprofesional (10.841 euros al año) para una primera persona de la familia; el 70% para una segunda persona con ingresos (7.588 euros al año) y el 50% del SMI (5.420 euros al año) para terceras y siguientes.

Es esta última medida la que ha expulsado a más de la mitad de los beneficiarios del bono social en España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba