Los resultados del primer semestre han arrojado fuertes pérdidas

Las inmobiliarias ganan 100 M€ en Francia pero pierden 400M€ en España

Las grandes empresas inmobiliarias españolas han vuelto a registrar fuertes pérdidas en la primera mitad del presente ejercicio después de que el pasado año lograran minimizar los números rojos. Paradójicamente, han sido las cifras provenientes del mercado español las que han penalizado los resultados de las empresas, que hubieran obtenido notables beneficios si únicamente hubieran dependido del mercado francés, por el las corporaciones apostaron antes de la crisis. 

Las inmobiliarias ganan 100 M€ en Francia pero pierden 400M€ en España
Las inmobiliarias ganan 100 M€ en Francia pero pierden 400M€ en España

El mercado español ha vuelto a ser el caballo de batalla de las grandes inmobiliarias del país, que ha registrado fuertes pérdidas en el primer semestre del presente año, tras la tregua del pasado año. En concreto, las compañías han registrado pérdidas en España superiores a los 400 millones de euros, que apenas han podido ser compensados por los buenos resultados registrados en el mercado francés.

Colonial, Metrovacesa y Realia, que ya han presentado sus resultados correspondientes a los seis primeros meses del año, se adentraron en el mercado francés como forma de apuesta por a diversificación geográfica, antes de que se iniciara la crisis que tanto ha castigado al mercado español. En total, estas compañías han ganado algo más de 100 millones de euros en el país vecino.

Sin embargo, sus pérdidas globales en el primer semestre se han ido hasta los 338 millones de euros, propiciadas por los números rojos registrados en España.El caso más significativa ha sido el de Colonial. Sus pérdidas en España de enero a junio de 2012 se han  multiplicado por 20 en relación con el mismo periodo del pasado año y se han ido hasta los 260 millones de euros. En cambio, los beneficios que la compañía ha registrado en Francia, a través de su filial Société Fonciere Lyonnaise (SFL), casi se ha duplicado, hasta 82,72 millones de euros.

Las inversiones de las inmobiliarias españolas en Francia siempre fueron aplaudidas por el mercado y ha terminado por dar la razón a aquéllos que las articularon. En su día, sirvieron para diversificar las fuentes de ingresos y cuando llegó la crisis contribuyó a que las compañías capearan mejor el temporal ya que sus inversiones en el país vecino fueron una carta de presentación ante las entidades financieras para evitar males mayores y facilitar los procesos de refinanciación.

Recuperación meteórica

La realidad es que el mercado francés se ha recuperado a una velocidad notable y está ofreciendo síntomas muy claros de recuperación como el incremento de los precios, tanto en residencial como en alquiler de oficinas. Sin embargo, los efectos de la crisis han sido de tal magnitud en España que ni siquiera los excelentes resultados cosechados en Francia han sido suficientes para esquivar unos números rojos que se han vuelto a ir por encima de los 300 millones de euros.

Para poner un ejemplo de lo que supone la inversión de las inmobiliarias españolas en Francia, la participación de Colonial en SFL tiene un valor, a precios actuales de mercado, de algo más de 700 millones de euros, lo que supone más del triple de la capitalización bursátil de la empresa española.

Por su parte, la participación de Metrovacesa en Gecina tiene un valor aproximado de 1.260 millones de euros, frente a los 484 millones de euros de capitalización que presentaba la compañía que preside Vitalino Nafría a cierre de la sesión de ayer.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba