Empresas

La sentencia que tumbó el pelotazo del nuevo Bernabéu es firme: Florentino no la recurrirá

El Real Madrid ha seguido los pasos de Comunidad y Ayuntamiento de Madrid y no ha presentado recurso contra la decisión de los tribunales de paralizar la ampliación del Bernabéu. Florentino Pérez apurará la vía política en función del resultado electoral.

Florentino Pérez
Florentino Pérez Gtres

La operación diseñada para permitir la remodelación del estadio Santiago Bernabéu está definitivamente muerta. El plazo para recurrir la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por la que quedaba anulada la modificación urbanística que hacía posible la ampliación del recinto deportivo pretendida por el Real Madrid ha finalizado sin que ninguna de las partes afectadas haya interpuesto recurso alguno por lo que ha adquirido el carácter de firme. Ayuntamiento y Comunidad de Madrid se apresuraron a anunciar que no recurrirían la decisión pero el Real Madrid sí se planteó esta posibilidad, aunque finalmente la ha terminado por rechazar.

De esta forma, la única opción que le queda a Florentino Pérez, presidente del club y principal impulsor del proyecto de ampliación del Santiago Bernabéu, pasa por empezar de cero y diseñar un nuevo plan que, además, cuente con el beneplácito de los respectivos equipos de Gobierno de las Administraciones Públicas madrileñas que resulten de las próximas elecciones municipales y autonómicas del próximo 24 de mayo.

Fuentes próximas al entorno de Pérez aseguran que la ampliación del estadio se ha convertido en una especie de obsesión para el presidente del Real Madrid. “Ahora mismo, es el motivo más firme para que quiera seguir al frente del club, no contempla dejar el palco sin, al menos, poner en marcha el proyecto”, apuntan.

Las mismas fuentes consideran que el también presidente de ACS ha perdido el ‘feeling’ que no hace mucho tiempo tenía con la Justicia. “Hace unos años, el Real Madrid hubiera presentado el recurso con la firme convicción de que lo sacaría adelante. Pero las sensaciones de Florentino Pérez es que recurrir la sentencia del TSJM sólo hará que el proyecto encalle durante al menos dos años” porque la posibilidad de que el Tribunal Supremo revocara la decisión de la instancia inferior “es muy escasa. La sentencia es demoledora”.

Sin capacidad de reacción

Además, pese a los servicios jurídicos del Real Madrid han tratado de transmitir el mensaje contrario, la derrota en los tribunales ha sido un varapalo que Florentino Pérez no esperaba bajo ningún concepto. El club merengue sí contemplaba la idea de que la Comisión Europea pudiera considerar como ayudas públicas ilegales los convenios urbanísticos con el Ayuntamiento de Madrid, que incluían permutas de terrenos con valoraciones claramente favorables al Real Madrid.

“En este caso, el problema sería menor puesto que una decisión de Bruselas en este sentido se traduciría en la obligación de devolver las ayudas supuestamente ilegales pero con una compensación económica al Ayuntamiento de Madrid, lo que no afectaría a la permuta de terrenos y, por lo tanto, a la operación”.

Sin embargo, Florentino Pérez no llegó a valorar la posibilidad de que los Ruiz-Villar, una familia de antiguos propietarios de los terrenos que el Real Madrid quiere ocupar para ampliar el estadio, le derrotaran en los tribunales y de una forma tan contundente.

La decisión de los jueces pilló con el paso totalmente cambiado al presidente del Real Madrid que, además, tenía totalmente acordado con Abu Dhabi el patrocinio del nuevo estadio, un acuerdo que iba a suponer la entrada de dinero fresco para poner en marcha la obras este verano, a más tardar.

La difícil vía política

Tras el portazo definitivo a la vía de la Justicia, queda la de la política: plantear de nuevo la operación tratando de esquivar los argumentos planteados en la sentencia por el TSJM.

No obstante, será complicado, toda vez que de los tres pilares en los que se basaba la demanda planteada por los Ruiz-Villar, a los jueces les bastó tan solo uno para tumbar la modificación del plan urbanístico que hacía posible la ampliación del Bernabéu, básicamente el que sostenía que el único beneficiario real de las permutas de terrenos era el Real Madrid y no los ciudadanos.

Pero el principal obstáculo será la incertidumbre en torno a quién ocupará el poder en las Administraciones Públicas de Madrid. En todo el proceso urbanístico negociado que dio pie a que el proyecto de ampliación del Bernabéu fuera una realidad influyó decisivamente el hecho de que el Partido Popular contara con mayoría absoluta, tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad. Sin embargo, todo apunta a que, pase lo que pase en las urnas el próximo 24 de mayo, no se repetirá este esquema de poder.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba