Empresas

La banca auxilia al dueño de Reyal Urbis tras valorar a cero su 70% en la compañía

El presidente y principal accionista de Reyal Urbis, Rafael Santamaría, ha deteriorado la totalidad de su participación en la compañía, ahora en concurso de acreedores, pero ha logrado que los bancos le den cinco años más para sufragar su deuda.

Reyal Urbis protagonizó uno de los mayores concursos de acreedores de la crisis
Reyal Urbis protagonizó uno de los mayores concursos de acreedores de la crisis

Respiro para Rafael Santamaría, presidente y principal accionista de Reyal Urbis. A la espera de lograr un acuerdo para cerrar el convenio de acreedores de la compañía, el empresario está consiguiendo sacar adelante la financiación de Inveryal, la sociedad instrumental a través de la que controla su participación en la inmobiliaria, que asciende al 70% del capital.

La situación de Santamaría es delicada, toda vez que se ha visto obligado a deteriorar por completo el valor de su participación en Reyal Urbis, es decir, valorarla a cero euros, ya que considera inviable la recuperación de la inversión realizada en su momento, con motivo de la fusión entre Reyal Grupo y Urbis, para tomar un porcentaje mayoritaria en la inmobiliaria.

Sin embargo, el escenario financiero para Santamaría se va despejando poco a poco gracias al acuerdo al que llegó con la banca acreedora para transformar parte de la deuda financiera que mantiene con ella en préstamos participativos. Este tipo de préstamos se caracteriza por tener una duración más larga que los convencionales y, además, unos notables periodos de carencia, además de un tipo fijo, que en el caso de la sociedad instrumental de Santamaría es del 3%.

A cambio, los bancos serán partícipes de los beneficios de la sociedad cuando éstos lleguen. Inveryal cerró el ejercicio 2012 con pérdidas de 37,4 millones de euros, muy inferiores a las de 200 millones de que registró en el año precedente.

En busca del convenio

A través de esta fórmula, Santamaría no sólo está extendiendo el vencimiento de los préstamos bancarios, al menos hasta 2017, sino que también evita que Inveryal entre en causa de disolución debido a que presenta un patrimonio neto inferior a la mitad del capital social. A través de los préstamos participativos, Santamaría esquiva tener que realizar una reducción de capital para reestablecer el equilibrio financiero.

Hasta el momento, Santamaría ha ligado los procesos de refinanciación de Reyal Urbis a los de su sociedad instrumental. Actualmente, la inmobiliaria está en concurso de acreedores y se encuentra en la fase de convenio, negociando con la banca para tratar de llegar a un acuerdo y salir cuanto antes de esta situación.

En esta línea se enmarca la operación de venta de dos de sus inmuebles más preciados de su cartera: el ABC Serrano y la sede de la editora de medios Unidad Editorial, transacciones por las que ha ingresado 96,6 millones de euros y obtenido unas plusvalías de 43 millones, de acuerdo con los datos facilitados por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba