Empresas

Damm y Luxempart presentan una oferta por Pescanova para evitar la liquidación de la compañía

Demetrio Carceller ha pasado definitivamente a la acción y liderará la recapitalización de Pescanova, tal como anunció Vozpópuli. El empresario da un golpe sobre la mesa, entre otras cosas porque el plan de refinanciación se estaba atascando. Sin embargo, no se descarta que aparezcan otras ofertas competidoras de fondos de capital riesgo.

El grupo cervecero Damm, propiedad de la familia Carceller, y el fondo luxemburgués Luxempart, ambos accionistas de referencia Pescanova así como el capital riesgo KKR y el fondo belga Ergon Capital, han presentado una oferta conjunta para intentar salvar de la liquidación a la firma gallega al broker Lazard, que es el banco de inversión contratado para el reordenamiento societario de la compañía. Lazard, además, ha recibido ofertas procedentes de otros inversores interesados, entre ellos distintos fondos de inversión, según indican agencias de noticias como Europa Press o Efe, citando fuentes conocedoras de la operación.

Carceller ya dio garantías hace pocas semanas de que lideraría la futura ampliación de capital, poniendo dinero y trayendo inversores afines. Una situación que arroja claridad sobre el futuro de la compañía, aunque provoca que cambie la titularidad. Algo que se preveía desde hace tiempo y, de hecho, denunciaban desde el entorno del ex presidente, José Manuel Fernández Sousa.

Las entidades financieras siempre se mostraron a favor de que el presidente de Damm tomara las riendas de la firma alimentaria, aunque son conscientes de que ello acarreará una fuerte quita de deuda. Sin embargo, también hay interés por parte de los fondos Centerbridge, York Capital, Carvall Investors o Angelo Gordon, por lo que habrá que ver qué ocurre en las próximas horas. 

Más de 250 millones

Pescanova pretende captar entre 250 y 300 millones de euros de capital, ya sea de nuevos inversores o de los actuales accionistas. Entre ellos Damm, que controla el 6,2% del capital, y Luxempart, con el 5,8%. A estos porcentajes hay que sumar el 1,6% de la petrolera Disa, también propiedad de la familia Carceller.

La presentación de las ofertas, cuyo límite se ha fijado en la tarde de este lunes, forma parte del convenio de acreedores, cuyas negociaciones se están intensificando para que esté listo antes de final de año. Incluye además una fórmula mixta que contempla una quita de deuda, que podría oscilar entre el 70% y el 75%, lo que supone la condonación de pasivo por entre 2.500 y 2.700 millones de euros, además de la recapitalización de la compañía, con entrada de nuevos inversores.

La propuesta de convenio de la compañía, cuya deuda se eleva a unos 3.600 millones de euros, supedita la viabilidad de Pescanova a una entrada de capital de entre 250 y 300 millones de euros, por encima de los 185 millones de euros que contemplaba el plan de viabilidad elaborado por la consultora PricewaterhouseCoopers. Dicho plan de negocio estimaba unas ventas para la pesquera de 1.624 millones de euros en cuatro años, con un crecimiento medio anual del 7%, y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 202 millones, con un alza media anual del 19%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba