Empresas

Pescanova acepta la imposición de KPMG como auditor independiente y comenzará a darle información hoy

Por fin firmó Pescanova y por fin comenzarán a trabajar tanto KPMG como Freshfields. Ambas entidades son imposiciones del pool bancario acreedor. La Semana Santa no va a ser un periodo vacacional en las oficinas de la compañía. 

Pescanova aceptó el pasado martes hacerse cargo de los honorarios de KPMG y Freshfields, entidades impuestas por el comité delegado de acreedores de la empresa gallega, formado por NovagaliciaCaixa (NVCG), Sabadell, La Caixa, Deutsche Bank, Popular, Bankia y RBS, para que auditen las cuentas de la compañía y establezcan el perímetro real de la deuda. Una vez formalizado este trámite, está previsto que las auditoras comiencen a acceder hoy mismo a la información de la empresa.

“Ahora sí, ahora KPMG ya puede comenzar a trabajar”, decían fuentes procedentes del comité delegado este miércoles por la mañana. “Pescanova ya ha firmado y mañana comenzarán a acceder a información de las cuentas”.

De hecho, este mismo miércoles los bancos del comité delegado o steering comittee sostuvieron un primer conference call con sus dos asesores, una vez que todo está ya formalmente constituido. KPMG es la figura clave, ya que será quien accederá in situ a la información contable. De momento, por supuesto, los acreedores no manejan datos contrastables que permitan cualquier estimación.

Se prevé que durante esta Semana Santa, tanto las firmas del lado del pool como de la compañía (la auditora de Pescanova es BDO) intentarán darle un fuerte empujón al asunto, que lleva un tiempo de preocupante retraso, entre otras cosas porque la empresa, a pesar de estar en situación preconcursal, no está facilitando el acceso a la información, ni a Houlihan Lokeyni siquiera a BDO. Las fuentes consultadas indican que “todo apunta a que se agotará la prórroga de la CNMV, que dura hasta el día 5 de abril. El hecho de que KPMG vaya a trabajar a destajo en días festivos da una idea del lío montado”, añaden.

Conviene recordar que la compañía fue suspendida de cotización el pasado 1 de marzo, tras la presentación del preconcurso de acreedores y volvió a ser suspendida el 12. Desde entonces, no ha vuelto al mercado. Algo sin precedentes en la Bolsa española para una compañía de este tamaño, salvo en casos de compañías inmobiliarias.

Hoja de ruta

La hoja de ruta esperada apunta a que, una vez presentadas las cuentas, con el visto bueno de KPMG y BDO, se presenten en el consejo y se firmen (convencer a Grupo Damm, Iberfomento y Luxempartse antoja tarea ardua), se logre el levantamiento de la suspensión del valor y se proceda a refinanciar la deuda, lo que conlleva el inevitable plan de viabilidad.

Esa siguiente parte es asimismo muy compleja, pues deberá contemplar con toda seguridad venta de activos; habrá que ver qué ocurre con la plantilla de 10.000 empleados y no es en absoluto descartable que comiencen las acciones legales en busca de depuración de responsabilidades. Y este es el escenario más favorable. No sólo los consejeros y los acreedores están muy molestos con la dirección de la compañía. También muchos fondos de inversión se sienten totalmente engañados, ya sean los que permanecen atrapados en el valor o los que tuvieron que deshacer sus posiciones antes de la suspensión, materializando fuertes minusvalías.

Otro pequeño (o gran) fleco es la posible entrada de BBVA en el comité delegado. La presencia de Nocavaixagalicia es compleja. La entidad es, junto a Sabadell, la que más exposición a la deuda tiene (se habla de algo más de 200 millones de euros). Algunos miembros han sido partidarios de que la entidad financiera gallega forme parte del comité, pero también hay quien denuncia su incompatibilidad.

Pescanova es una empresa que ha vivido muy cómoda con sus enormes apoyos tanto de la Xunta gallega (10.000 empleos) y a la vez, en la ayuda financiera de las cajas gallegas. El histórico presidente de NVCG, José LuisMéndez, es amigo personal del presidente de Pescanova, Manuel Fernández Sousa, y el hijo del primero, Yago Méndez, es consejero de la compañía alimentaria.

Así, son muchas las voces que piden que NVCG quede fuera del comité delegado. BBVA está muy por la labor de entrar, ya que, aunque su posición en Pescanova no es amplia, quiere tener un papel activo en esta crisis. Además, no se descarta que el pool bancario pueda ser reducido ante la negativa de entidades internacionales a la refinanciación. En ese caso, los grandes bancos deberán dar el paso al frente y hacerse con esos paquetes de deuda. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba