Empresas

Enel prescinde de Pedro Solbes tras pagarle más de 400.000 euros por sus servicios como consejero

Los fondos que propusieron el nombramiento del expolítico alicantino como vocal independiente han decidido no renovarle en la junta de accionistas que Enel tiene previsto celebrar el próximo día 22. La eléctrica fichó al excomisario europeo dos años después de completar la compra de Endesa, cuya venta allanó el Gobierno socialista. En 2013, le pagó otros 134.000 euros.

Solbes, presentando su libro de memorias en noviembre pasado.
Solbes, presentando su libro de memorias en noviembre pasado. EFE

Enel prescindirá dentro de dos semanas de los servicios del excomisario europeo y ex vicepresidente del Gobierno español, Pedro Solbes, al que nombró consejero independiente en abril de 2011.

Fuentes de la eléctrica italiana confirman la próxima salida del expolítico español, que hasta hace unos meses lo tenía todo a su favor para seguir otros tres años más como consejero independiente de la compañía, que le ha pagado más de 400.000 euros en estos tres años por sus labores como vocal.

A Solbes, el primer español que accedió a un sillón en el consejo de administración de la multinacional transalpina, se le ha truncado ese retiro dorado con el terremoto que ha supuesto para la cúpula de la eléctrica, controlada por el Estado italiano, la llegada al poder, en febrero pasado, del nuevo primer ministro, Matteo Renzi.

El desembarco del jovencísimo político en la primera línea del poder transalpino ha forzado un cambio en la cúpula de la propietaria del 92% de Endesa (la segunda eléctrica española) con el nombramiento de Francesco Starace como consejero delegado in pectore, en sustitución de Fulvio Conti, que llevaba nueve años en el cargo.

El relevo de Conti y el del propio Solbes se hará oficial en la junta de accionistas que Enel ha convocado para el próximo 22 de mayo, en la que también se hará efectivo el nombramiento de Starace.

Solbes, que el próximo agosto cumplirá 72 años, se incorporó al consejo de Enel justo dos años después de su salida del último Ejecutivo socialista, el mismo que allanó la venta de Endesa a Enel, concluida en 2009. Y pondrá así fin a su etapa de tres años como consejero de Enel de manera un tanto abrupta.

Técnicamente, la decisión de no renovarle no ha correspondido a Enel, sino a la entidad que propuso su nombramiento en 2011, la Asociación de Gestores de Fondos (Assogestioni).

Solbes no ha sido incluido en la lista de candidatos del “Comitato dei Gestori”, organismo que en Italia propone a los consejeros independientes de las empresas cotizadas en nombre de los inversores institucionales. Es el único de los tres consejeros independientes a los que les tocaba renovar este año y que no va a hacerlo.

Los otros dos independientes a los que les tocaba renovar sí mantendrán su sillón

Los otros dos, Angelo Taraborrelli y Alessandro Banchi (también nombrados en 2011 y sin perfil político) sí han superado ese trámite.

El lugar de Solbes en el consejo de Enel lo ocupará la jurista italiana Anna Chiara Svelto, secretaria del consejo de administración de Pirelli y propuesta por el grupo de entidades compuesto por fondos como Fidelity Investments International, Generali o Mediolanum, entre otros.

Con su asiento en el consejo de administración de la multinacional romana, el exministro gozaba de un generoso sueldo y la ventaja de una menor exposición al foco mediático con respecto a otros colegas del nutrido pelotón de expolíticos a sueldo del sector energético.

En términos retributivos, Solbes estaba en la banda media-alta de otros que han cruzado la puerta giratoria hacia el sector de la energía; así, la eléctrica italiana le pagó por sus servicios 134.000 euros el año pasado, a los que se suman otros 132.000 euros en 2012 y 89.001 por los siete meses que estuvo en el cargo en 2011.

A esas cantidades se suman los cerca de 52.000 euros correspondientes a lo que va de año que, según una estimación a partir de los datos de remuneración de 2013 que Enel publicó la semana pasada, Solbes habrá cobrado a su salida.

Enfrascado últimamente en la promoción de un libro de memorias en el que se presentaba como un servidor público y en el que, con la boca pequeña, entonaba el mea culpa de algunos aspectos de su última etapa al frente del Ministerio de Economía, además de ser consejero independiente, Solbes pertenecía a dos de las cuatro comisiones del consejo de administración de la eléctrica, las de Retribuciones y Operaciones Vinculadas.

El sueldo del alicantino, también consejero en España de Barclays (a razón de unos 40.000 euros anuales en dietas), el mismo banco de cuya matriz en Londres es vocal el propio Fulvio Conti, superaba lo que percibe Felipe González por sus servicios como vocal en Gas Natural (el expresidente percibe 126.500 euros anuales).

Su antiguo jefe en la primera etapa de gobiernos socialistas se las ha arreglado para seguir un año más en el consejo de la gasista gracias a una triquiñuela legal, pese a su declarado aburrimiento. Solbes no, pese a que, en su caso, no consta que comparta ese tedio con el expresidente del Gobierno por las tareas de consejero en una gran eléctrica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba