Empresas

Paradores pierde otros 19,7 millones con el 61% de su red de establecimientos en números rojos

Las pérdidas del año pasado cuadruplican lo previsto por el Gobierno en sus Presupuestos para ese ejercicio y elevan a 140 millones el quebranto desde 2009. La amortización de deuda tuvo un impacto de 20 millones en los resultados. Los establecimientos con más pérdidas fueron los de Antequera, reformado en 2009, y Alcalá de Henares, inaugurado en 2008.

Parador de Cardona, en Barcelona.
Parador de Cardona, en Barcelona. paradores

La sangría de pérdidas de Paradores de Turismo continuó en 2013, ejercicio en el que la red pública de establecimientos hoteleros registró unos números rojos de otros 19,7 millones de euros. La cifra, que supera las estimaciones que difundió la empresa a finales del año pasado (16,5 millones) y cuadruplica la previsión que hizo el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado de 2013, supone reducir más de la mitad el quebranto de 42,4 millones sufrido en 2011, pero eleva las pérdidas acumuladas desde 2009 por la emblemática cadena a casi 140 millones.

A falta de conocer las cuentas del grupo (las últimas cuentas disponibles son las de 2012) y los ratios de ocupación de unos establecimientos que destacan por su exclusividad, el balance de resultados de los 95 paradores a los que ascendía la red de la empresa resume la delicada situación operativa de una enseña que el año pasado cumplió 85 años de historia y que en los últimos ejercicios ha precisado de inyecciones de dinero público por importe de más de 130 millones de euros para evitar la disolución.

Así, en 2013 seis de cada 10 establecimientos (el 61% sobre un total de 96) de la red de Paradores cerró el ejercicio en números rojos. Las mayores pérdidas correspondieron a hoteles que fueron reformados o inaugurados durante la presidencia del socialista Miguel Martínez, que en 2008 y sin experiencia previa en el sector pasó de senador y alcalde de la localidad leonesa de San Martín de Rabanedo a primer ejecutivo de la empresa, por mor de su amistad personal con el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Según se recoge en una respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, el establecimiento con mayores pérdidas en 2013, de 808.397,3 euros, fue el Parador de Antequera (Málaga), inaugurado en 1940 y que hace ahora cinco años fue reabierto tras unas obras de rehabilitación que duraron dos años y supusieron una inversión de 8,8 millones. A continuación figura el de Alcalá de Henares (Madrid), inaugurado hace seis años tras 44 millones de inversión, en un acto al que no faltó el propio Zapatero, la entonces presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián.  

Los siguientes en el ránking son, con 564.170 euros de pérdidas, El Saler (Valencia), reabierto en 2007 tras una inversión de 20 millones; y Villafranca del Bierzo (León), cuya reforma en 2011 costó 6,9 millones y que en 2013 perdió 505.463 euros. Este establecimiento, inaugurado en 1959, estuvo durante cerca de cuatro meses, afectado por el plan de reestructuración de la empresa. En magnitudes similares están los de La Seu D'Urgell (Lleida), Albacete, Lorca (Murcia) y Gredos (Ávila), el más antiguo de la red.

En el otro extremo, cuatro paradores superaron el millón de euros de beneficio en 2013: Granada (más de 2 millones), Santiago de Compostela (1,35 millones), Ronda (1,2 millones) y Nerja (1,18 millones). Por Comunidades Autónomas, las mayores pérdidas se concentraron en los de Madrid (dos paradores y un saldo negativo de 814.000 euros) y Cataluña (siete establecimientos y 654.000 euros de números rojos). El mayor quebranto corresponde, no obstante, a los servicios centrales de Madrid, con más de 21,5 millones.

Paradores dice que "gran parte" de las pérdidas se explican por la elevada amortización de deuda

Fuentes de Paradores subrayan que, por primera vez en los tres últimos años, Paradores registró en 2013 un beneficio operativo (Ebitda) positivo en 6,2 millones y atribuyen “gran parte” de las pérdidas del pasado ejercicio a los 20 millones de euros de amortización de deuda de la cadena, que el actual equipo gestor se encontró al borde de la quiebra.

El año pasado, la empresa que desde febrero de 2012 preside Ángeles Alarcó, exesposa de Rodrigo Rato, acordó con los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 350 trabajadores y un plan de ajuste que incluyó la clausura temporal de una veintena de establecimientos, así como el cierre definitivo de Puerto Lumbreras (Murcia). El ejercicio culminó con un acuerdo para refinanciar, con dos años de carencia, 75 millones de euros de deuda con Ibercaja, Sabadell, BBVA, La Caixa y Unicaja. 

De aquí a final de año, la empresa, cuyo accionista único es la Dirección General de Patrimonio del Estado y cuya dirección estratégica depende del Ministerio de Industria, Turismo y Energía, pondrá en marcha su apuesta por la franquicia como vía para crecer sin grandes desembolsos, mediante acuerdos con el sector privado que servirán para poner “en valor” la marca Paradores, según explicó en junio pasado Alarcó.

La directiva, que subrayó que Paradores es “marca España”, dijo que esta fórmula permitiría a Paradores la expansión internacional, mientras que en España la idea pasaría por colaborar con pequeños hoteles históricos emblemáticos “que pueden beneficiarse de nuestra central de compras”. El desarrollo del formato se hará “muy poquito a poco para que nunca la marca sufra”.

La empresa, que hasta abril de este año ha mejorado su Ebitda un 34% con respecto al mismo periodo de 2013, prevé que esta magnitud cierre el ejercicio en cerca de 16 millones y que los ingresos medios por habitación disponible se sitúen en 51,13 euros, frente a los 47,16 de 2013 y los 49,28 de 2012.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba