Empresas

Pablo Iglesias desvela que Coca-Cola le contactó para parar la campaña en su contra

Confesó a los trabajadores con los que se reunió que "hace un par de meses hice un tuit con un enlace vuestro e inmediatamente se pusieron en contacto con nosotros los responsables de marketing de Coca-Cola, porque les preocupaba que en las redes sociales eso pudiera tener eco".

Pablo Iglesias reunido con miembros de Coca-Cola y de Podemos Bélgica
Pablo Iglesias reunido con miembros de Coca-Cola y de Podemos Bélgica Podemos Bélgica

Algunos extrabajadores de las plantas de Coca-Cola Iberian Partners (CCIP) que fueron despedidos en el ERE ejecutado en 2014 han acudido esta semana al Parlamento Europeo de Bruselas, en un viaje que ha costeado Izquierda Unida y Podemos con la asignación que les corresponde por su representación parlamentaria. Allí se reunieron este martes con un grupo de eurodiputados de Izquierda Unitaria Europea, entre los que se encuentran IU y Podemos. Estuvo allí Pablo Iglesias quien desveló, para sorpresa de algunos de los presentes, cómo la marca de bebidas norteamericana se puso en contacto con él para tratar de parar la campaña en su contra que Podemos llevó a cabo con motivo de la sentencia judicial que ordenaba la readmisión de los trabajadores. Los líderes de Podemos, además de baños de masas de Monedero y Errejón en Fuenlabrada, impulsaron con gran éxito la etiqueta en redes sociales #suodionuestrasonrisa.

"El marketing es muy importante en Coca-Cola. Hace cinco... un par de meses (sic) hice un tuit con un enlace vuestro e inmediatamente se pusieron en contacto con nosotros los responsables de marketing de Coca-Cola, porque les preocupaba que en las redes sociales eso pudiera tener eco. Cosas como esta no las hubiéramos conseguido sin vosotros", aseguró Iglesias en una reunión dentro del Parlamento Europeo, en la que sus intervenciones fueron muy aplaudidas por los asistentes, entre ellos representantes del grupo de expatriados Podemos Bélgica. El profesor de Geografía Política en la Universidad Complutense se mostró a favor del boicot a los productos de la compañía norteamericana: "Os quiero pedir perdón porque en un programa de televisión puse un ejemplo de que la gente pedía cervezas, cafés y coca-colas, pero como estoy seguro de que muy pronto os van a readmitir, podremos volver a tomar coca-colas y eso será una buena noticia porque querrá decir que estaréis de nuevo haciendo vuestro trabajo", aseguró el líder madrileño, avalando así el boicot.

Contactada por este periódico, Coca-Cola Iberian Partners ha preferido no posicionarse sobre una posible conversación con Podemos. Por su parte, la empresa norteamericana Coca-Cola ha negado cualquier tipo de presión.

Un conflicto de más de un año

El mediático Iglesias es quien más está haciendo con su apoyo a favor de los trabajadores despedidos de la compañía. Iglesias dijo a los trabajadores que "Nadie con sentido común puede entender cómo después de pronunciamientos por parte de la Audiencia Nacional la empresa se niegue a lo evidente, que es cumplir lo que dicen los tribunales (...) Si vosotros finalmente sois readmitidos no será porque os lo haya regalado ningún político sino porque os lo habéis ganado vosotros con mucho sacrificio. Es un honor que exista gente como vosotros y estamos para que nos uséis de la manera que entendáis más útil".

También desde Izquierda Unida se han posicionado fuertemente a favor de los despedidos y en contra de la posición de la empresa. Paloma López, eurodiputada de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, destacó que la sentencia de la Audiencia Nacional pide reintegrarlos en la planta de Fuenlabrada ya que ésta "no ha sido desmantelada a pesar de lo que diga la empresa". La formación izquierdista ha estado apoyando a los trabajadores despedidos desde que se comunicó el conflicto.

Iglesias se posicionó a favor del boicot a Coca-Cola, "que se podrá volver a tomar cuando estéis de nuevo en vuestro trabajo"

Por su parte, fuentes de los trabajadores despedidos quisieron recordar que, si bien fueron Podemos e IU los que sufragaron su viaje a la capital belga, también acudieron a la reunión otros eurodiputados de ICV, UPyD y el PSOE. Recuerdan que Coca-Cola Iberian Partners, embotelladora única de la bebida en España, Portugal y Andorra tras una fusión de las siete embotelladoras del grupo en la Península Ibérica en noviembre de 2012, "ganó 920 millones de euros y en su ERE carga todas las tintas contra Madrid".

La empresa y los trabajadores (apoyados por partidos de izquierdas) hacen interpretaciones distintas de la sentencia de la Audiencia Nacional del pasado 13 de junio de 2014, que anulaba el despido colectivo y reconocía "el derecho de los trabajadores afectados a la reincorporación a su puesto de trabajo, condenando solidariamente a las empresas demandadas a la inmediata readmisión de sus respectivos trabajadores despedidos, con abono de los salarios dejados de percibir". La compañía interpreta que los puede recolocar en cualquiera de las otras plantas de la Península. Los trabajadores exigen volver a emplearse en las mismas instalaciones donde estaban trabajando, aunque algunas, como la planta de Fuenlabrada, ya no están operativas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba