Empresas

El presidente de Orange, imputado por estafa por la indemnización a Tapie

El fiscal de la República, François Molins, anunció la imputación de Richard por el cargo de "estafa en banda organizada".

Stéphane Richard, presidente de Orange
Stéphane Richard, presidente de Orange EFE

La Justicia francesa anunció este miércoles la imputación del presidente del operador de telecomunicaciones Orange, Stéphane Richard, por estafa en relación con una presunta indemnización irregular concedida al empresario Bernard Tapie por la actual directora del FMI, Christine Lagarde.

El fiscal de la República, François Molins, anunció la imputación de Richard por el cargo de "estafa en banda organizada", tal como había requerido la fiscalía, informa Efe.

Richard había sido interrogado durante 48 horas, en parte en las dependencias de un hospital de París próximo al Palacio de Justicia de la capital gala debido a su estado de salud.

Richard dirigía el gabinete de la entonces titular de Economía, Christine Lagarde, cuando se produjo el arbitraje al que se recurrió para sellar el litigio abierto por la venta de Adidas y que acabó concediendo en 2008 a Tapie, expropietario de la marca deportiva, una indemnización de 403 millones de euros.

Richard ha estado detenido en dependencias policiales desde el pasado lunes junto con Jean-François Rocchi, expresidente del consorcio público que gestionaba el banco Crédit Lyonnais, contra quien se querelló Tapie.

El empresario y político pidió una indemnización millonaria al Estado al considerar que el banco Crédit Lyonnais, público en aquel momento, había vendido por un precio muy inferior al de mercado la empresa de equipamiento deportivo Adidas a mediados de los 90. La firma le había sido embargada por sus problemas judiciales y atribuida al banco público para su venta.

Tras años de litigios, Lagarde decidió acudir a un arbitraje privado que en 2008 decidió conceder una indemnización al empresario de 403 millones de euros, muy superior a la que habían decidido los tribunales.

La justicia abrió una investigación para determinar los motivos que llevaron a la entonces ministra a organizar una conciliación privada en lugar de recurrir a la justicia ordinaria. Los investigadores tratan de determinar cómo se tomó esa decisión.

A finales de mayo, interrogaron a Lagarde, que se libró de su imputación en el caso y está considerada como "testigo asistida".

Días más tarde, decidieron imputar un delito de fraude en banda organizada a Pierre Estoup, uno de los árbitros que decidió la indemnización, el único inculpado hasta ahora en el caso.

Richard se une a la larga lista de presidentes de grandes empresas francesas que han sido imputados por la Justicia, como por ejemplo el de Saint Gobain, Jean-Louis Beffa, en 1994, por "tráfico de influencias agravado" o Martin Bouygues, del grupo de obras públicas y telecomunicaciones del mismo nombre, que lo fue en 1997 por "abuso de bienes sociales".

Los dos, como Claude Bébéar y Henri de Castries, altos responsables de la aseguradora Axa -imputados por blanqueo de capitales- vieron cómo sus casos fueron sobreseidos por la Justicia tras varios años de tramitación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba