Empresas

Orange redobla su ofensiva para crecer en España con la compra de Yoigo o Jazztel

Orange quiere mover ficha para no quedarse atrás en España. La compañía ha reactivado su plan para comprar uno de los dos operadores independientes que aún quedan, Jazztel y Yoigo, y está a la espera de que sus dueños preparen el cuaderno de venta.

Una tienda de Orange en España.
Una tienda de Orange en España.

Telefónica sigue siendo el operador dominante del sector y con la compra de Canal+ se quedará con el control de la mayor parte del negocio de la TV de pago en España; Vodafone, que se estaba quedando rezagada, dio un golpe de mano con la adquisición de ONO; y ahora el tercero en discordia, Orange, parece obligado a mover ficha para no quedarse atrás en un mercado en pleno proceso de concentración en toda Europa.

La compañía gala andaba mojigata y aún no había decidido qué hacer en España para competir con los otros dos grandes operadores convergentes, que ofrecen fijo, móvil, internet y TV. Flirteó con Yoigo hace un año y amagó con lanzarse a comprar Jazztel, pero descartó ambas operaciones: la primera por temor a que la Comisión Europea le impusiera cláusulas leoninas tras la compra y la segunda por considerar que el precio de la operadora de mayor éxito en los últimos años está por las nubes.

Sin embargo, Orange vuelve a la carga y ha reactivado su plan para hacerse con uno de estos dos operadores. Según su director financiero, Federico Colom, si se da la oportunidad y los dueños de Yoigo o Jazztel abren el proceso de venta, la empresa gala estaría "interesada" en comprar una de las dos.

"En caso de que se abriera un proceso formal de venta por supuesto (que participaríamos)", ha afirmado Colom, que quiso dejar claro que aún no hay sobre la mesa un cuaderno de venta de ninguna de ellas porque sus propietarios no han anunciado formalmente la venta.

TeliaSonera y sus socios españoles, ACS y FCC, tienen muchas ganas de vender y eso está presionando a la baja el precio de Yoigo, que hace un año llegó a valer en torno a 1.000 millones

"Con Yoigo lo que sabemos es, de declaraciones bastante claras de la última publicación de resultados (de la matriz TeliaSonera), que se replantean su futuro en España", confirma Colom. Según las fuentes consultadas, el presidente y consejero delegado del grupo sueco, propietario de un 76,6% de Yoigo, Johan Dennelind, estaría dispuesto a poner en marcha el proceso de venta en los próximos meses, en línea con lo que ya avanzó meses atrás en la presentación de resultados de la compañía. Sus socios españoles, ACS, FCC y Telvent, ven con buenos ojos la venta de la compañía.

TeliaSonera se ha replanteado su presencia en España por los malos resultados y baja rentabilidad de Yoigo, una empresa que no para de crecer en base de clientes pero que está sufriendo en sus cuentas el alto coste de captarlos. 

También considera Colom que si Jazztel se pone en venta, Orange estudiará la operación, pero "al igual que en el caso de Yoigo, no nos consta que haya un proceso formal de venta, pero si se abriera, por supuesto que intentaremos competir".

Las acciones de Jazztel se dispararon ayer un 4,26% y el grupo ya vale 2.576 millones de euros, lo que pone aún más cuesta arriba la adquisición por parte de Orange

Las redivivas intenciones de Orange por comprar Jazztel dispararon ayer la cotización de las acciones de esta última, que se revalorizaron un 4,26%, hasta 10,05 euros. La compañía controlada por el empresario Leopoldo Fernández Pujals vale ahora en Bolsa unos 2.576 millones de euros, lo que representa una barrera para el plan del grupo galo, que desde hace meses ha venido criticando el alto precio de la compañía.

Sin embargo, en este caso, ni siquiera sería necesario que los accionistas de Jazztel pusieran en venta el grupo, bastaría con lanzar una OPA sobre la compañía, algo que por ahora descarta Orange por los altos precios a los que cotiza.

Comprar Yoigo es mucho más fácil para Orange, no sólo por el deseo expreso de sus accionistas de vender la compañía sino porque el precio sería mucho más asequible. Hace un año, el grupo galo y Vodafone pujaron por Yoigo, cuando según algunas estimaciones su valor rondaba los 1.000 millones de euros, pero TeliaSonera dio marcha atrás. Ahora, Yoigo está sufriendo en sus cuentas la dura competencia en servicios convergentes en España y, además, su dueño anda con muchas ganas de vender, lo que según los expertos tirará para abajo el precio de 1.000 millones en caso de que finalmente se ponga en marcha la venta.

Fuentes del sector consultadas confirman que el sector de las telecomunicaciones y TV vive un proceso de concentración en España que ya no tiene vuelta atrás y que, tarde o temprano, Orange moverá ficha. El grupo galo no puede permitirse quedarse rezagado en uno de los mercados más atractivos y competitivos de Europa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba