Empresas

Otro síntoma del muy moderado renacer constructor: el consumo de cemento sigue en cifras de los 60

Los repuntes registrados en los últimos meses apenas permiten dejar atrás los números de 2014, el peor ejercicio que se recuerda en el sector cementero, pero las cifras globales siguen siendo las peores en 50 años. La patronal pide ayuda al Gobierno.

El sector del cemento sigue su particular calvario y no anticipa una mejoría estable de la construcción
El sector del cemento sigue su particular calvario y no anticipa una mejoría estable de la construcción

La anunciada recuperación de la construcción en España, puesta en duda por los principales ejecutivos de las grandes empresas del sector, tampoco encuentra reflejo en una de las variables más significativas: el consumo de cemento. La leve recuperación mostrada por este mercado, íntimamente ligado a la construcción, no es suficiente para que salga del profundo agujero en el que se ha sumido por los efectos de la crisis, con cifras tan bajas que no se registraban desde los años 60.

El inicio de 2015 está arrojando cifras positivas en cuanto a consumo de cemento se refiere. Durante el pasado mes de febrero se registró un incremento del 8,8% en relación con el mismo mes del año anterior. Mientras, el acumulado de los dos primeros meses del ejercicio muestra una evolución positiva del 6,6% respecto a idéntico periodo de 2014.

El cambio de tendencia parece claro pero no así que el ritmo sea suficiente para aventurar que el sector de la construcción vuelva a dar alegrías en 2015. Cabe tener en cuenta que los incrementos registrados tienen como referencia el ejercicio 2014, el peor para la industria del cemento en más de 50 años. Los valores absolutos de consumo de cementos siguen siendo extremadamente bajos, hasta el punto de que la cota del millón de toneladas por mes sigue algo lejos de la realidad.

Sin ir más lejos, en febrero el consumo de cemento se fue hasta las 810.104 toneladas, de acuerdo con las cifras facilitadas por la patronal Oficemen, que agrupa a las grandes cementeras que operan en España. Esto equivale a afirmar que el rendimiento del mercado se ha reducido a la mitad desde 2011, cuando en este mismo mes de febrero, el consumo de cemento se iba claramente por encima del millón y medio de toneladas. Por entonces, la crisis ya había hecho una fuerte mella en el sector de la construcción y especialmente en el inmobiliario.

Petición de ayuda a la Administración

La comparativa con el ejercicio 2007, el mejor de la historia para el sector cementero, sigue siendo sonrrojante. En febrero de aquel año se consumieron en España más de 4,5 millones de toneladas, una cota que en la actualidad necesita de todo un semestre para ser alcanzada.

Los datos de empleo han sido los que han puesto encima de la mesa la posibilidad de que el sector de la construcción vuelva a ser un gran catalizador de la economía española. Sin embargo, los principales ejecutivos de las grandes constructoras frenaban la euforia al asegurar que esperaban que en 2015 el apartado de construcción nacional volviera a reflejar una evolución negativa.

Y es que las perspectivas sobre la recuperación de la obra pública son muy moderadas, al tiempo que no se están generando tampoco grandes expectativas sobre el mercado inmobiliario residencial.  

La patronal cementera estima que llegar siquiera a la mitad de las cifras alcanzadas en 2007 llevará toda una década.  Desde Oficemen se ha pedido repetidamente al Gobierno que articule medidas de impacto para promover la recuperación del sector y también de los puestos de trabajo que se ha llevado la crisis.

Mientras llegan esas medidas o bien otros síntomas de revitalización, la del sector de la construcción deberá esperar un poco más. Los referentes temporales más inmediatos son demasiado débiles para hablar de una recuperación firme.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba