Empresas

¿Recuperación? El consumo de cemento en España se sitúa en sus cifras más bajas en medio siglo

Los datos de mayo son concluyentes: por primera vez desde 1965 el consumo de cemento en España durante un mes no superó el millón de toneladas. Cifras de otros tiempos que hablan de sectores todavía demasiado deprimidos para pensar en la recuperación.

El sector cementero vuelve a la década de los 60
El sector cementero vuelve a la década de los 60

El sector del cemento continúa dando preocupantes síntomas de depresión que hacen dudar de las señales de recuperación que se atisban en la economía. O, al menos, estos síntomas aún no han llegado a las áreas relacionadas con la construcción, motor de más de un década de crecimiento ininterrumpido en España hasta el inicio de la crisis. Durante el pasado mes de mayo, el consumo de cemento se quedó por debajo del millón de toneladas, una circunstancia que no se producía desde hace la friolera de medio siglo.

A mediados de los años 60, la población española se situaba ligeramente por encima de los 31 millones de habitantes. La propaganda del régimen franquista colocaba cada dos por tres al dictador en plena inauguración de obras de grandes infraestructuras, hasta el punto de que perpetuó la imagen de Franco cortando cintas en frente a las recién terminadas obras de presas y pantanos.

En este escenario tan lejano como parece, el consumo mensual de cemento en España se situaba en el entorno del millón de toneladas. Es decir, como en la actualidad aunque con algunas diferencias más que evidentes. La población se ha incrementado en unos 15 millones de habitantes y el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita se ha multiplicado por algo más de 4,5. Con estas circunstancias, la situación es poco menos que dramática.

Durante 2014, los descensos de consumo de cemento se han moderado en relación con la registrada en años anteriores. Sin embargo, la gravedad de cada retroceso estriba en que la caída desde el inicio de la crisis ha sido brutal, hasta el punto de que el consumo anual de cemento supone ahora un quinto del que se registraba en los años inmediatamente anteriores a la llegada de la crisis.

Otro año de caídas

Sin ir más lejos, en el mismo mes de 2006 y 2007, el consumo de cemento en España superó los cinco millones de toneladas. De acuerdo con los datos ofrecidos por la patronal del sector Oficemen, el descenso acumulado en los cinco primeros meses del año es del 3,5% y se va hasta el 12,4% si se compara con el dato de los últimos doce meses.

A la caída de la licitación de obra pública se han sumado también los efectos de la reforma eléctrica, que no han sido positivos para las industrias que dependen de la energía para su desarrollo como la cementera o la del papel. 

Oficemen ya descuenta otro ejercicio de descensos para 2014, año para el que espera un retroceso de entre el 7% y el 8%, y sólo atisba un cambio de signo para 2015, "condicionado al compromiso de la Administración de recuperar la inversión pública y dotar de un entorno estable a los precios eléctricos para que la industria pueda competir en los mercados internacionales".

En este sentido, la patronal del sector maneja datos que sostienen que el crecimiento registrado en las exportaciones de cemento no permitieron compensar los retrocesos en el mercado doméstico.

Además, asegura que el ritmo de crecimiento de las ventas de cemento al exterior ha disminuido en los últimos meses, desde la tasa media del 34% a la que progresaron hasta septiembre, hasta la del 12% a la que lo hicieron en el último trimestre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba