Empresas

Los analistas ven a las grandes eléctricas y al sector eólico a salvo de más recortes

Norbolsa considera imposible que el Gobierno no suba la parte regulada del recibo este año y cree que el déficit tarifario engordará en 1.100 millones más si finalmente no se aplican los peajes progresivos.

Un parque eólico en Galicia.
Un parque eólico en Galicia. Santi Villamarín

Lo transmitió el Gobierno a Goldman Sachs hace un mes y los analistas de Norbolsa también lo creen así: el Ministerio de Industria, Energía y Turismo no planea nuevos recortes a las eléctricas tradicionales, “por las mayores contribuciones que están realizando en la solución” al problema del déficit tarifario, que se produce porque los ingresos del sector eléctrico son inferiores a los costes reconocidos. En un informe sobre el sector eléctrico español publicado este jueves y firmado por Isabel Mera, jefa de análisis de Norbolsa, la entidad descarta que la “nueva reforma” energética que prepara Industria (está por ver si esta es la definitiva) incluya “nuevas cargas ni en las [eléctricas] integradas, ni en eólicas”, un negocio que está copado por las compañías tradicionales del sector.

Dado que la previsión es que las primas al régimen (cogeneración y renovables) especial alcancen este año los 9.000 millones de euros, las nuevas medidas para equilibrar los ingresos y costes, señala, “deben estar más concentradas en las tecnologías que han crecido de forma más desorbitada y mayor coste tienen para el sistema”: fotovoltaica y termosolar.

Así, “las actuaciones regulatorias más contundentes deben venir de la contención de costes del régimen especial”, con el que el ministro de Industria, José Manuel Soria, ya ha dicho que quiere "sentarse" para negociar. El informe también apuesta por que las petroleras contribuyan mediante la imposición del denominado céntimo verde a las gasolinas, que el Gobierno desechó aplicar el año pasado.

El Gobierno "se ha quedado corto frente a las expectativas iniciales"

Norbolsa, que espera que se clarifique el nuevo modelo de retribución de Red Eléctrica, señala que, con las medidas adoptadas hasta ahora (recorte de costes de marzo pasado y la polémica fiscalidad al sector que ha entrado en vigor este mes), el Gobierno “se ha quedado corto frente a las expectativas iniciales” porque no se ha producido la transferencia de fondos de los Presupuestos a la tarifa anunciada por Soria. El descontrol del déficit tarifario en 2012, que atribuye al nuevo repunte de los costes del régimen especial y a la caída de la demanda, “imposibilita al Ejecutivo cumplir con otro de sus compromisos anunciado, la congelación de peajes [parte regulada, donde se genera el déficit] en 2013”.

El Gobierno, señala, ha optado por “sumir al sector en una situación insólita, al no contar con el decreto de peajes y tarifas” para el primer trimestre, una disposición que no se ha publicado todavía, algo que en una empresa atribuyen a las dudas de Industria con respecto al nuevo sistema de peajes progresivos, que de no ponerse en marcha añadirán al déficit tarifario de 2013 otros 1.100 millones, según Norbolsa.

La entidad cree que otro factor que mitiga el riesgo para las eléctricas tradicionales es la reactivación de las titulizaciones del déficit a través del FADE, aunque avisa de que “las necesidades de emisión que tiene el Tesoro para hacer frente a los vencimientos de enero y abril, podrían frenar las colocaciones” en el primer trimestre “para no canibalizar la demanda, y provocar periodos de mayor aversión al riesgo en el sector”.

Por último, Norbolsa, que dice que Iberdrola es su “favorita” entre las utilities por su relativa baja exposición al negocio de generación, la protección de un mix de generador poco emisor de CO2 y su potencial de crecimiento en Reino Unido, un mercado “de bajo riesgo regulatorio”, por lo que mantiene su precio objetivo en 5 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba