Empresas

El imperio inmobiliario de los Montoro Muñoz (Monthisa) repatria una filial domiciliada en Suiza

En paralelo con la repatriación, la sociedad realizó una reducción de capital de casi 82 millones de euros. Monthisa, uno de los supervivientes de la crisis inmobiliaria, cuenta con activos en el área de oficinas, residencial y de suelo.

Edificio París, en el Campo de las Naciones, uno de los activos de Monthisa
Edificio París, en el Campo de las Naciones, uno de los activos de Monthisa

La familia Montoro, uno de los jugadores más importantes del sector inmobiliario español y de los pocos capaces de sobrevivir a la crisis, ha protagonizado uno de los últimos casos de repatriación a España de una sociedad domiciliada en territorio con fiscalidad ventajosa. En concreto, se trata de Santos Montoro Muñoz, componente de la segunda generación de la familia y heredero de la inmobiliaria Monthisa, que ha trasladado recientemente desde Suiza la sociedad Glarona Holding Freienbach.

En su regreso a España, la sociedad ha sido domiciliada en Madrid, concretamente en la misma dirección en la que se encuentran las oficinas de Monthisa en la capital de España, cercana al Paseo del Prado y a la sede de la Bolsa de Madrid.

En paralelo con su repatriación, la compañía ha llevado a cabo una reducción de capital de algo más de 82 millones de euros, hasta quedarse en apenas 124.000, de acuerdo con la anotación publicada en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Con este movimiento, los Montoro siguen los pasos de otras grandes fortunas españolas que en los últimos años, coincidiendo además con la amnistía fiscal que puso en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy para tratar de incrementar la recaudación y promocionar el retorno de capitales, han trasladado a España sociedades filiales radicadas en países con fiscalidad ventajosa.

Con este movimiento, los Montoro siguen los pasos de otras grandes fortunas españolas que en los últimos año han trasladado a España sus sociedades filiales

Del Pino, Carceller...

Entre ellos destaca el ejemplo de la familia Del Pino, principal accionista de Ferrovial, que ha repatriado numerosas instrumentales que se encontraban en Suiza y también en Holanda. También ha sido el caso de los Carceller, dueños de negocios como la cervecera Damm y la petrolera Disa, y de participaciones relevantes en sociedades cotizadas como Sacyr. En el caso de los Carceller, algunas de sus instrumentales en el exterior estaban domiciliadas en Madeira (Portugal), territorio que también cuenta con algunas ventajas fiscales.

A los Montoro se les atribuye una fortuna en el entorno de los 400 millones de euros, aunque no es precisamente Monthisa la sociedad con la que se dieron a conocer para el gran público sino GMP, la compañía que puso en marcha Francisco Montoro Muñoz, hermano de Santos Montoro.

En 2007, GMP protagonizó una gran operación innmobiliaria al vender al BBVA los terrenos del barrio de Las Tablas, en el norte de Madrid, en los que la entidad que preside Francisco González está terminando de construir su nueva sede corporativa.

Los caseros del BBVA

A cambio, GMP obtuvo una serie de activos hasta entonces en propiedad del banco, entre los que destacaba la torre del Paseo de la Castellana que aún sirve de sede de la entidad puesto que se quedó en régimen de alquiler. La operación, valorada en unos 700 millones de euros, puso a los Montoro en el mapa inmobiliario del que han salido reforzados tras la crisis.

Por su parte, Monthisa, que fue el origen del imperio, surgido en la ciudad de Murcia, cuenta en su cartera con varios edificios de oficinas en Madrid, especialmente en Campo de las Naciones (como la actual sede de la empresa pública Correos), varias promociones residenciales por toda España y también hoteles. También dispone de una notable cartera de suelo en Madrid, Andalucía y Murcia y una división de desarrollo industrial en esta última región.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba