Empresas

Las constructoras piden poder hacer líquidos los bonos de las autopistas y Hacienda se lo piensa

Las grandes constructoras, principales accionistas de las autopistas en quiebra que el Gobierno planea rescatar, plantearon al Ministerio de Hacienda la posibilidad de hacer líquidos los bonos que recibirán como pago del dinero que aún les adeuda el Gobierno. La propuesta no fue rechazada por el ministro Montoro aunque, eso sí, solicitó algo más de tiempo para analizarla en profundidad. Fomento aplacó sus prisas iniciales y optó por suspender sine die la reunión con los afectados por el rescate estudiar sus reivindicaciones.

El Gobierno se piensa la propuesta de bancos y constructoras
El Gobierno se piensa la propuesta de bancos y constructoras

Las prisas exhibidas por el Ministerio de Fomento la pasada semana en relación con el rescate de las concesionarias de autopistas en quiebra se han transformado en demanda de más tiempo para darle una vuelta al plan. Las propuestas recibidas tanto de las grandes constructoras, sus principales accionistas, como de la banca acreedora, han obligado al Gobierno a pedir un tiempo muerto. El rescate público de autopistas precisa aún de varios retoques.

Como adelantó Vozpópuli, las constructoras optaron por trasladar sus peticiones directamente al Ministerio de Hacienda. Su patronal, Seopan, mantuvo un encuentro con el ministro, Cristóbal Montoro, en el que le trasladó diversas cuestiones para perfilar el plan de rescate presentado por el Gobierno la pasada semana.

De entre ellas destacaba la posibilidad de poder hacer líquidos a corto plazo los bonos con vencimiento a 30 años con el que el Ejecutivo devolverá las cantidades relacionadas con las obras de las autopistas que aún adeuda a las constructoras, con una quita del 50%.

De este modo, las constructoras estarían dispuestas a asumir incluso una quita superior en concepto de descuento con tal de poder monetizar los bonos en un tiempo prudencial. Fuentes del sector señalaron a este diario que la respuesta de Hacienda fue más positiva de lo esperado, hasta el punto de que los responsables de Seopan abandonaron la reunión convencidos de poder hacer que Hacienda incluyera la medida en el plan de rescate del Gobierno.

El descuento que aplicaría Hacienda en este caso estaría en el entorno del 10%, de acuerdo con las citadas fuentes.

La banca busca mayor rentabilidad

Además, el Ejecutivo también se encontró con las propuestas de la banca acreedora, cuyos representantes mantuvieron una reunión por videoconferencia el pasado viernes para tratar de cambiar impresiones sobre sus propuestas para el rescate.

Durante el fin de semana, varios equipos de trabajo prolongaron sus encuentros dada la premura de tiempo con la que contaban, toda vez que la reunión estaba prevista para este lunes.

Las principales exigencias de la banca se centran en que la rentabilidad de los bonos ofrecidos por el Gobierno para pagar la deuda de las autopistas que está dispuesto a asumir sea superior al mínimo del 1% que establece el plan del Ejecutivo (aunque el interés de los bonos sería variable en función de la evolución de los tráficos).

Además, los bancos también quieren que la deuda cuente con el aval del Estado, una cuestión que no se contempla en el plan original que el Gobierno trasladó a los interesados en la reunión que mantuvieron el pasado martes. 

La pelota ahora está en el tejado del Gobierno que, por el momento, no ha facilitado una nueva fecha de convocatoria para retomar las conversaciones con las partes implicadas en el rescate de las autopistas en quiebra. Por el momento, el desenlace del culebrón se hará esperar un poco más.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba