Empresas

Iberia exigió parar la huelga para admitir el mediador pero Fomento lo frenó en seco

El Ministerio de Fomento logró finalmente que tanto Iberia como los sindicatos aceptaran el nombramiento para tratar de solventar el conflicto que mantienen en torno al ajuste laboral de la compañía. Pero no fue ni mucho menos sencillo. La dirección de Iberia exigió en principio que el nombramiento del mediador implicara la desconvocatoria inmediata de la huelga. Sin embargo, los sindicatos recordaron que la mediación del SIMA no ha sido respetada por la compañía, lo que reducía al mínimo su confianza. Fomento se puso del lado de los trabajadores y frenó en seco las intenciones de la aerolínea.

Iberia exigió parar la huelga para admitir el mediador pero Fomento lo frenó en seco
Iberia exigió parar la huelga para admitir el mediador pero Fomento lo frenó en seco

Gregorio Tudela, el profesor de la Universidad Autónoma que ha sido designado por Fomento como mediador entre Iberia y los sindicatos, va a tener poco más de una semana para intentar conseguir lo que desde hace casi cuatro meses ha sido un imposible: que la aerolínea y los representantes de los trabajadores lleguen a un acuerdo sobre el ajuste laboral propuesto por la compañía.

De hecho, ya ha sido complicado incluso tomar la decisión de una mediación sugerida por Fomento. Después de que el departamento que comanda Ana Pastor recabara consultas y concluyera que aún no es posible imponer un arbitraje obligatorio, los movimientos se sucedieron con rapidez pero Iberia aprovechó la circunstancia para pedir que la medida llevara aparejado el fin de la huelga convocada por seis sindicatos y de la que este viernes se cumplen cinco jornadas.

Los paros están causando graves pérdidas a la compañía y deteriorando todavía más la posición de caja de Iberia que, además, está viendo cómo su red se colapsa cada vez más según avanza la semana de huelga. Sin embargo, su petición se ha visto rechazada por los sindicatos, que no están dispuestos a que vuelva a sucederles algo parecido a lo que ocurrió con la intervención del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

Por entonces, con la mediación de este organismo, compañía y trabajadores lograron sentar una serie de bases para la negociación, un documento sellado y firmado pero que, finalmente, ha quedado en papel mojado por la oposición del holdingIAG, matriz de la fusión entre Iberia y su socia British Airways. En este sentido, los representantes de los trabajadores no querían desconvocar la huelga para que, en el caso de llegar a unos acuerdos a través del mediador propuesto por Fomento, éstos volvieran a ser desconsiderados, lo que obligaría a las centrales a convocar nuevamente paros.

El Ministerio de Fomento ha frenado en seco las intenciones de Iberia. Las propuestas del mediador no son de obligado cumplimiento si no están de acuerdo ambas partes y, además, este paso no frena la negociación actualmente en marcha para acordar las condiciones del ERE para 3.807 empleados que Iberia presentó poco después de que venciera el plazo dado por IAG para que la aerolínea española y los sindicatos llegaran a un acuerdo sobre el plan de ajuste.

De este modo, la exigencia de la desconvocatoria de la huelga quedaba sin sentido. Iberia ha terminado por ceder aunque ha dejado muy claro que la medida no obliga a aceptar nada a ninguna de las partes.

Después de que este viernes finalice la primera semana de huelga convocada en Iberia, Tudela tendrá hasta el próximo lunes 4 de marzo para tratar de que las partes lleguen a un acuerdo. De no ser así, volverán los paros, puede que con la incorporación de los pilotos, y con una compañía ya muy debilitada por los efectos de esta semana de huelga. Entonces sería más probable que Fomento se viera obligado a imponer un arbitraje obligatorio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba