Empresas

Fomento licita en 2014 casi 2.900 millones en alta velocidad, más que la suma de los dos años anteriores

Los encargos del Gobierno para completar la red de alta velocidad ferroviaria se disparan durante el ejercicio preelectoral, factor clave para que las cifras de licitación de obra pública vayan a ser las más elevadas de los últimos tres años. 

El AVE, la gran apuesta del Ministerio de Fomento
El AVE, la gran apuesta del Ministerio de Fomento Europa Press

La fiebre del AVE llegó al Ministerio de Fomento justamente en un año preelectoral. Tanto es así que el volumen de licitaciones relacionadas con la red de alta velocidad ferroviaria se situará en el entorno de los 2.900 millones de euros, una cifra que supera a la registrada en el conjunto de los dos años anteriores en este capítulo y supondrá la segunda más elevada en los últimos cinco años.

Los números hablan por sí solos. En los diez primeros meses del año, algo más de 22 de cada 100 euros que se destinó a licitaciones de obra pública fueron a parar a proyectos relacionados con la red de alta velocidad. En el mismo periodo de 2013, la proporción se quedó en once euros de cada cien y, además, en un contexto mucho más austero.

Así no es de extrañar que el volumen de las licitaciones de proyectos de alta velocidad se haya incrementado un 237,5% desde enero a octubre en relación con las cifras registradas el pasado ejercicio.

De hecho, solamente en marzo de 2014 se licitaron obras de alta velocidad por encima de los 700 millones de euros, cuando el total acumulado durante los diez primeros meses de 2013 ascendía a poco más de 730 millones.

Los trazados a Extremadura y Galicia son los que han experimentado un mayor empujón por parte del Ministerio de Fomento, en su intento por cumplir la promesa de finalizar estas líneas antes de 2018. También se ha desarrollado notablemente la línea que llegará hasta Murcia y las conexiones entre esta capital y Andalucía.

Problemas con Hacienda

El tirón del primer semestre fue espectacular. En los primeros seis meses del año ya se habían licitado casi 2.000 millones en proyectos relacionados con la alta velocidad, cifra que superaba el total registrado en todo 2013. El ritmo bajó notablemente a partir de julio, toda vez que surgieron problemas con el pago de las obras a las compañías constructoras, que denunciaron múltiples retrasos en los trabajos de alta velocidad.

Un problema más de los muchos que han tenido los ministerios de Fomento y de Hacienda y que ha puesto en peligro en más de una oportunidad los planes del Gobierno para completar la red de alta velocidad que está programada, a la que aún le restan más de 8.000 millones de euros en licitaciones para los próximos ejercicios.

Estas circunstancias han contribuido a que la cifra de total de licitaciones de alta velocidad no vaya a alcanzar los 3.000 millones en 2014, que hubiera sido la más elevada de los últimos cinco años.

Números, en cualquier caso, aún alejados de los registros de antes de la crisis e incluso de los primeros años de la misma. De hecho, en 2009, en plena segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, las licitaciones de AVE rozaron los 5.000 millones de euros.

Sin duda, la alta velocidad ha sido la gran apuesta del Ministerio de Fomento, especialmente en la segunda parte de la legislatura. Frente a lo sucedido con aspectos como el rescate de las autopistas de peaje en quiebra, la liberalización del transporte de pasajeros por vía férrea y la privatización de AENA, el avance de la red de alta velocidad ha salvado, con más o menos suerte, los obstáculos que se le han presentado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba