Empresas

El impago a las constructoras provoca un parón en el AVE: tres meses sin una sola licitación

Tras más de doce meses de marcha imparable, con licitaciones por valor cercano a los 3.000 millones de euros sólo en alta velocidad, el desarrollo de la red de AVE se paraliza. Las constructoras reclaman impagos superiores a los 500 millones de euros.

El desarrollo de la red de alta velocidad, en problemas por los impagos a las constructoras
El desarrollo de la red de alta velocidad, en problemas por los impagos a las constructoras

El Gobierno ha tenido que poner pie a tierra en su carrera a marchas forzadas por completar la red de alta velocidad. Después de unos meses meteóricos en lo que se refiere a licitaciones de AVE, los tres últimos han mostrado una sequía absoluta en este capítulo. Y el motivo no es otro que los impagos que están sufriendo los grupos constructores adjudicatarios de los principales contratos, que han puesto en pie de guerra al sector.

Las empresas afectadas, mayoritariamente los gigantes del sector, llevan un tiempo denunciando una serie de impagos que superan con mucho los 500 millones de euros. El Ministerio de Fomento se ha encontrado incluso con la amenaza por parte de las compañías de parar los trabajos si la situación continúa sin resolverse.

El origen del problema parece estar, una vez más, en las discrepancias entre el departamento que dirige Ana Pastor y el Ministerio de Hacienda, que habría bloqueado los pagos.

Sin embargo, mientras se resuelve esta complicada situación, el Ejecutivo ha optado por no inflar aún más la burbuja de la morosidad. De esta forma, en los tres últimos meses no se han licitado contratos relacionados con la construcción de los trazados de alta velocidad que se estaban desarrollando, con especial incidencia en el AVE Madrid-Extremadura, la parte que queda para completar la línea a Galicia y el tramo de la línea a Levante que llegará hasta Murcia.

Los números hablan por sí solos. Entre mayo de 2013 y mayo de 2014, el Ministerio de Fomento, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), licitó contratos de alta velocidad por valor de 3.011 millones de euros. La cifra es superior a la registrada por este mismo concepto durante los años 2012 y 2013 completos, en los cuales se licitaron contratos ligados al AVE por unos 2.600 millones de euros.

Un arma electoral

No en vano, el gran esfuerzo licitador en alta velocidad se llevaba a cabo en 2014. Entre enero y mayo, Fomento ha puesto en marcha contratos relacionados con la red de AVE por valor de 1.985 millones de euros, lo que significa que en los cinco primeros meses del año ya se ha licitado en esta área un 35% más que en todo 2013.

Pero a partir de entonces, la maquinaria se ha frenado de manera espectacular. Y el escenario es especialmente inoportuno, toda vez que se aproximan fechas clave desde el punto de vista electoral. El próximo 2015 tendrán lugar los comicios autonómicos y municipales y posteriormente las elecciones generales.

El empujón a las licitaciones del AVE constituye un arma electoral de largo alcance que, por el momento, se le ha encasquillado al Gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba