Empresas

Defensa pincha como inmobiliaria: apenas coloca un 2% de las viviendas que tiene previsto vender hasta 2015

El Ministerio que dirige Pedro Morenés es la gran esperanza del Gobierno para recaudar cerca de 3.000 millones con la venta de patrimonio público. Sin embargo, el ritmo de las operaciones no está siendo ni mucho menos el esperado para cumplir los objetivos.

El Ministerio de Defensa avanza a ritmo lento en la venta de sus activos inmobiliarios
El Ministerio de Defensa avanza a ritmo lento en la venta de sus activos inmobiliarios Ministerio de Defensa de España

El Ministerio de Defensa se ha topado de frente, en su nueva faceta como agente inmobiliario con los problemas que viene arrastrando el sector desde los comienzos de la crisis. Durante el primer año de puesta en marcha de los planes del Gobierno para enajenar patrimonio público, el departamento que dirige Pedro Morenés ha conseguido colocar en el mercado un total de 136 viviendas, lo que apenas supone un 2% del total de pisos que debería vender hasta finales de 2015.

Defensa lleva sobre sus espaldas buena parte de la responsabilidad de la estrategia con la que el Gobierno pretende ingresar cerca de 3.000 millones de euros hasta 2015. Uno de cada tres inmuebles de titularidad pública de los más de 15.000 que se han puesto a la venta depende de este Ministerio y la mayoría son viviendas destinadas a militares.

De este modo, el paquete de inmuebles que el Gobierno pretende vender antes del final de 2015 incluye casi 7.000 viviendas dependientes de Defensa. Más de la mitad están ocupadas actualmente por militares a los que se les ofreció en su día un derecho de adquisición de la propiedad que fue mayoritariamente rechazado.

Por este procedimiento, en 2013 tan sólo se vendieron 28 pisos, aunque bien es cierto que tan sólo se ofertaron 51, de acuerdo con la memoria anual publicada por el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Vivienda (Invied).

Sin éxito en otros inmuebles

Tampoco ha sido por el momento provechoso para el Ministerio el apartado de las viviendas desocupadas, para cuya adjudicación hay previsto un concurso público para el personal de Defensa, tanto militar como civil. Bajo esta modalidad se vendieron en 2013 un total de 106 viviendas, algo más de un 7% del total de las de este tipo.

En ambos casos, las operaciones de compra presentan ventajas considerables, toda vez que el precio establecido supone un 50% de la tasación de la vivienda que realizan dos entidades independientes. Sin embargo, la aceptación por el momento ha sido mínima, un factor que Invied achaca a los efectos de la crisis que prosiguen dejándose sentir en la economía española, tales como la dificultad de acceso al crédito.

Así, Defensa ingresó en 2013 un total de 33 millones de euros por enajenación de patrimonio. A los 14,6 millones que pertenecen a las viviendas hay que sumar los 18,4 millones de euros obtenidos por la venta de otros activos, entre los que se encuentran el Centro Cultural de los Ejércitos, en Cádiz, un inmueble en Bilbao y un porcentaje de la escuela de tiro situada en San Fernando.

Lejos de las previsiones

El panorama que presenta en este capítulo el Ministerio de Defensa está en línea con del desempeño general del resto de Administraciones Públicas. Según los datos al cierre de 2013 del propio Ejecutivo, se han vendido 2.922 inmuebles a un precio medio de 42.299 euros cada uno de ellos. La recaudación total por la venta de patrimonio público apenas suma 123,6 millones, muy lejos de los 500 que esperaba el Ejecutivo para 2013.

En las cuentas públicas de 2013 se preveía ingresar 134 millones de euros por la venta de terrenos o solares del Estado. La lista de inmuebles vendidos incluye viviendas, oficinas, locales comerciales, garajes, trasteros y edificios singulares y la recaudación queda 9 millones por debajo de lo que se esperaba sólo en fincas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba