Empresas

La familia de Cañete repatría dos inmobiliarias costarricenses con una instrumental holandesa

Dedicadas a la "transformación de fincas rústicas en urbanas mediante los oportunos planes de ordenación", están controladas por Havorad BV, principal accionista de las empresas de 'búnkering' que el ministro presidió hasta su nombramiento.

Cañete, durante una sesión de Control al Gobierno.
Cañete, durante una sesión de Control al Gobierno. EFE

Movimientos en el entramado empresarial de la familia de Miguel Arias Cañete. Una sociedad instrumental que controla varias de las empresas de la familia del ministro de Agricultura y de su mujer, la terrateniente andaluza Micaela Domecq Solís-Beaumont (con la que está casado en régimen de separación de bienes), ha repatriado dos sociedades que hasta entonces estaban radicadas en San José (Costa Rica) y que se dedican al negocio inmobiliario.

Ambas empresas, Lacerta Real Estate y Lampur Inversion Inmobiliaria, tienen por objeto social la actividad de "explotación, en cualquier forma, de fincas rústicas y urbanas”, “la transformación de fincas rústicas en urbanas mediante los oportunos planes de ordenación” y la “promoción, realización y ejecución de proyectos y obras de urbanización”.

Las empresas en teoría tienen su sede en Madrid, pero van a estar controladas desde Holanda, donde tiene su sede su socio único, Havorad BV. Constituidas con un capital inicial de 60.000 euros, el administrador único de esas dos empresas es Gonzalo Cañedo-Argüelles Osborne, un directivo íntimamente ligado a los negocios de la familia de Cañete, una de cuyas normativas estrella en su actual etapa como ministro ha sido la polémica Ley de Costas.

El traslado de ambas empresas se hizo efectivo el año pasado, poco después de la aprobación de esa norma. El Congreso le dio el visto bueno a principios de mayo y tres semanas después se produjo el traslado de Lacerta Real Estate. Ya en junio, Havorad repitió la operación con Lampur.

El administrador de esas dos empresas, Cañedo-Argüelles Osborne, es apoderado de, entre otras muchas sociedades vinculadas al clan, Petrolífera Ducar SL, empresa controlada por Havorad y que el verano pasado, en pleno calentón dialéctico entre Madrid y Gibraltar, estuvo en el centro de la polémica por sus vinculaciones con el negocio del 'bunkering' (venta de combustible para buques) en el Estrecho de Gibraltar.

El administrador único de esas dos inmobiliarias, hasta hace poco radicadas en un territorio conocido por su opacidad fiscal, también es secretario y consejero de otras sociedades de la familia del ministro como Torre de Ceres SL, que actualmente está presidida por un familiar de Cañete, su cuñado Miguel Domecq Solís.

Cañedo-Argüelles, que trabaja en las oficinas de Arias & Domecq (otra sociedad de la familia) en Madrid, no estaba disponible este martes para comentar estos nombramientos.

El nombre de Havorad BV lleva años vinculado con Arias Cañete y con su esposa; ya en 2001, la revista Interviú relacionaba a esa mercantil con inversiones del entonces eurodiputado en varios paraísos fiscales. Fuentes próximas al titular de Agricultura, cuyo nombre suena con fuerza como cabeza de lista del PP en las elecciones europeas del próximo 25 de mayo, tras la espantada de Jaime Mayor Oreja, declinan precisar su relación con esa instrumental, que no obstante tampoco niegan.

Un hijo del ministro ha ocupado su puesto en el consejo de las dos empresas de 'bunkering' de la familia

La repatriación de esas dos inmobiliarias no es la única novedad relativa a Havorad, que de acuerdo con los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, es desde hace años el primer accionista de Ducar (45,2%) y de Petrologis Canarias (48%), otra sociedad de la familia de Cañete también dedicada al 'bunkering' (se escindió de Ducar hace un lustro) en Canarias, donde está radicada.

A finales del año pasado, Havorad dimitió como consejero en ambas sociedades aunque su representante hasta entonces (el secretario, Mariano Bobo) volvió a ser nombrado vocal. El movimiento coincidió con la incorporación a los órganos de gestión de esas dos empresas de uno de los hijos del ministro.

El pasado 7 de octubre, más o menos por las mismas fechas en las que trascendía el nombramiento (finalmente no consumado) de la hija de Cañete, Micaela Arias Domecq, como subdirectora de Industria y Energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), uno de sus dos hermanos, Miguel Arias Domecq, se convertía en consejero de Ducar. Aproximadamente mes y medio después, el movimiento se repetía en Petrologis. 

Cañete explicó en el Congreso el pasado 29 de agosto que él sólo controla la 'bonita cifra' del 2,5% del capital social de Ducar (85.349 acciones, según ha comunicado al Registro de Intereses de la Cámara Baja). “No es una participación que me dé el control de la compañía, no soy consejero, y por tanto no tengo ninguna capacidad de dirección”, dijo el ministro, que en febrero de 2012 fue sustituido en la presidencia de Ducar por su cuñado Miguel Domecq Solís.

Ese movimiento se repitió en Petrologis, de la que Cañete ha declarado al Congreso una participación directa de 23.585 acciones y que el ministro también presidió hasta 2012. Su sustituto en el cargo fue, una vez más, su cuñado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba