Empresas

Caso Metrovacesa: un exsecretario del consejo admite que no registró el contrato que dio el control a la banca

Pablo Usandizaga, que fue secretario del consejo de Metrovacesa cuando los Sanahuja cedieron el control de la compañía a sus acreedores, declaró en la Audiencia Nacional mientras que el ex presidente Joaquín Rivero rehusó la llamada del juez por segunda vez.

Antigua sede de Metrovacesa, en el Paseo de la Castellana
Antigua sede de Metrovacesa, en el Paseo de la Castellana

El ‘caso Metrovacesa’, proceso que instruye la Audiencia Nacional por la denuncia de accionistas minoritarios contra la gestión de los últimos consejos de administración de la inmobiliaria, sigue deparando sorpresas. Este miércoles, el titular del juzgado número 6, Eloy Velasco, encargado de la causa, tomó declaración a Pablo Usandizaga, ex secretario del consejo de administración de la compañía, quien admitió que no registró en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el contrato de dación en pago, por el que los bancos tomaron el control de Metrovacesa.

Usandizaga fue secretario del consejo de la inmobiliaria en la época en la que estaba bajo el mando de la familia Sanahuja, una etapa que concluyó precisamente cuando el principal accionista cedió a la banca el control de la empresa para cancelar su deuda. Esta operación se fraguó a través de un contrato de dación en pago, por el que la banca pagó 57 euros por cada acción de Metrovacesa para tomar más del 50% del capital.

Al contrario de lo que sucedió con Román Sanahuja, ex presidente de Metrovacesa, Usandizaga sí respondió sorprendentemente a las preguntas de los representantes legales de la parte demandante y admitió que, pese a su papel de secretario del consejo, no registró en la CNMV el contrato de dación en pago.

Precisamente, una de las denuncias de los minoritarios radica en que el contrato que se remitió al organismo supervisor de los mercados no es la versión íntegra del mismo sino un extracto sin una serie de cláusulas clave.

Usandizaga aseguró que del registro del documento ya no se encargó él porque estaba formalizando su salida de la empresa y que fueron los bancos los que se encargaron de realizar los trámites.

Joaquín Rivero, de nuevo ausente

Usandizaga también admitió que el contrato de dación en pago contemplaba un precio de 57 euros por acción, un 54% por encima del precio al que cotizaban los títulos en aquel momento, febrero de 2009, y que no se ofreció a los accionistas minoritarios salir de la compañía en las mismas condiciones que los Sanahuja.

También declaró ante el juez Velasco el que fuera consejero delegado de Metrovacesa en aquella época, Jesús García de Ponga, quien justificó las operaciones que llevó a cabo la compañía en el exterior bajo el gobierno de los Sanahuja (la compra de la Torre HSBC y el proyecto Walbroock), que terminaron por generar fuertes pérdidas para la inmobiliaria, por el hecho de que, entonces, eran grandes oportunidades.

Mientras, Joaquín Rivero, ex presidente de Metrovacesa, no acudió a declarar tampoco en esta ocasión, como ya hiciera la pasada semana, pese a estar citado por el juez en ambos casos. En aquella oportunidad esgrimió como motivo la ausencia de su abogado, presente por entonces en Francia. Y esta semana es el propio Rivero el que se encuentra en París, prestando declaración en una causa que se sigue contra él por su gestión al frente de la inmobiliaria Gecina


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba