Empresas

Los trucos de Mercadona, El Corte Inglés y Simply para no desperdiciar comida

Tres de las principales cadenas de supermercados españolas cuentan sus estrategias para tratar de tirar los menores alimentos posibles. En Francia, la ley obligará a las cadenas a enviar su excedente a bancos de alimentos.

Gente cogiendo comida en los cubos de basura a la salida de un Carrefour Market en Madrid
Gente cogiendo comida en los cubos de basura a la salida de un Carrefour Market en Madrid William Criollo / Asnerp

Los supermercados españoles se vanaglorian de desperdiciar menos del 1% de todos los alimentos que manejan. De ser cierto este dato, sería una muestra de extraordinaria eficiencia si se tiene en cuenta que la distribución mueve cada día miles de toneladas de comida pero sólo desperdicia 1.000 toneladas según la asociación de consumidores Facua. Las empresas reconocen que hay que mejorar aún más, pero se declaran expertas en este esfuerzo de eficiencia. Tres de ellas, Mercadona, Simply (grupo Auchan) y El Corté Inglés han contado sus estrategias para que la comida que se estropee tienda cada vez más a 0.

- Mercadona: Es el mayor distribuidor alimentario del país y un experto en logística que debe adivinar cada día "que es lo que van a comprar los clientes y lo que van a comer. Hacemos estrategias como hacer pedidos diarios a los fabricantes, ajustar los formatos a lo que se va a necesitar en casa, tratar la mercancía con mimo para que no haya roturas y a partir de ahí... todo lo que se nos ocurra", dijo . Además, aseguró, Mercadona también aprovecha las sinergias entre sus interproveedores para que haya sinergias: "Los limones grandes no los quiere nadie pero el fabricante de helados sí. Las patatas grandes no las quiere nadie pero el fabricante de preparado de patatas fritas sí". 

Además, el grupo galletero Siro, uno de los interproveedores de Mercadona para galletas y pasta, "tiene una planta en Valencia para reorientar los excedentes para alimentación animal". Montesinos, interproveedor de quesos, utiliza el suero que sobra de la fabricación del queso para alimentación animal también.

A última hora del día, Mercadona baja el precio de algunos productos perecederos para facilitar de esta forma su salida

Se ha acusado a Mercadona -como a otros supermercados- de tirar comida en alguna ocasión, aunque su responsable de comunicación externa y medioambiente Margarita Muñoz dejó claro que "no todas las instituciones caritativas están preparadas" para recoger los alimentos excedentes. La empresa valenciana fue una de las que sí respondió a Facua ante el estudio que publicó a finales de año aunque otras como por ejemplo Carrefour (segunda en cuota de mercado en España) no explicaron a la asociación de consumidores cómo actuaban ante el desperdicio alimentario. Mercadona colabora con 80 comedores sociales. 

Otra de las tácticas utilizadas por este supermercado es, según su portavoz, "bajar los precios de los productos perecederos que no se han vendido a lo largo del día para darles salida".

- El Corte Inglés: Los grandes almacenes mueven una cantidad menor de alimentos que Mercadona pero un número mucho mayor de referencias y marcas, lo cual añade complejidad. "Por ejemplo, el pescado se adquiere a diario en las lonjas y en verduras tenemos diferentes precios para dar salida a una producción quizá no tan bonita, pero igual de buena". La marca del triángulo verde asegura que "ahora recibimos menos cantidad de producto pero con más frecuencia, por eso en algunas ocasiones se puede echar en falta género a última hora". Su portavoz Diego Copado aseguró que la distribución ha mejorado mucho en eficiencia en los últimos años gracias a las nuevas tecnologías.

La compañía asegura estar informando a sus distribuidores de sus tasas de desperdicio y también ha reconocido que "llegar a 0 desperdicio es imposible", más trabajando con tantos distribuidores diferentes como es su caso.

- Simply. La antigua Sabeco, filial del grupo Auchan, cifra en sólo el 0,7% su desperdicio alimentario y ha asegurado que "hacemos muchas campañas internas de concienciación para reducir el desperdicio apelando a la creatividad". La cadena francesa ha dicho no tener indicadores claros de desperdicio.

"La clave de nuestro negocio es saber qué van a venir a buscar los consumidores, así por ejemplo en los últimos años hemos visto cómo los consumidores buscan cada vez paquetes más pequeños", ha dicho la portavoz de los supermercados de proximidad. 

En Francia, el Parlamento obligará por ley a las cadenas de supermercados a enviar su excedente de alimentos (aquellos que no pueden venderse por desperfectos pero sí consumirse) a bancos de alimentos. Los que están caducados deberán mandarse obligatoriamente a empresas que los reconviertan en alimentación animal. En España, sin embargo, nada hace pensar que vaya a legislarse en este ámbito. "No es necesario legislar porque las empresas hacemos bien las cosas de forma voluntaria al igual que hace años se nos pidió que redujéramos el número de bolsas y lo hicimos", cerró su comentario la responsable de Mercadona.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba