Empresas

El juez admite el convenio de Martinsa y da un mes a los acreedores para aprobarlo

Tras la admisión de la modificación del convenio de la inmobiliaria, se abre un plazo de un mes a los acreedores para aprobar la quita, con el fin de evitar entrar en causa de liquidación tras incumplir el plan de pagos original.

Fernando Martín, presidente de Martinsa-Fadesa
Fernando Martín, presidente de Martinsa-Fadesa

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de La Coruña ha admitido a trámite la modificación del convenio de acreedores presentado por Martinsa Fadesa con el fin de evitar entrar en causa de liquidación tras incumplir el plan de pagos original, que ahora deberá ser votada por los acreedores.

A partir de ahora, se abre un plazo para que la compañía informe a los acreedores a fin de que éstos se adhieran o no en el plazo de un mes a la nueva propuesta de convenio que presentó el pasado 30 de diciembre el presidente de la inmobiliaria, Fernando Martín, tal y como han indicado a EFE fuentes conocedoras del proceso.

Esta propuesta de convenio tendrá que ser aceptada por los titulares de un 75% de sus créditos ordinarios y, además, aprobada por el juez.

En 2011 el juez Pablo González-Carreró aprobó el plan de Martinsa Fadesa para pagar sus 7.200 millones de deuda en un plazo de hasta 10 años

El 11 de marzo de 2011 el juez Pablo González-Carreró aprobó el plan de Martinsa Fadesa para pagar sus 7.200 millones de deuda en un plazo de hasta 10 años, con lo que la inmobiliaria gallega superó oficialmente el concurso de acreedores al que se acogió el 15 de julio de 2008 y que se convirtió en uno de los mayores de la historia empresarial española.

Sin embargo, el 27 de enero de 2014 la inmobiliaria anunció el impago de una anualidad del convenio, que representa el 1% y equivale a cerca de 35 millones. La inmobiliaria debía hacer frente ahora a un nuevo pago del 12,5% de la deuda concursal.

Si la inmobiliaria no consigue pagar ninguna de estas anualidades, es decir, si acumula dos impagos del convenio de acreedores pactado, entraría en causa disolución, opción que, aunque podría ser más beneficiosa para algunos acreedores, conllevaría más dilatación en los tiempos.

Para evitar la liquidación, Martinsa Fadesa ha presentado numerosos planes a la banca acreedora. El último, un canje de deuda a cambio de acciones que convertiría a los bancos en los principales accionistas de la inmobiliaria con el 70% del capital, mientras que el 30% quedaría en manos de Fernando Martín.

Los acreedores se mostraron escépticos ante esta nueva propuesta al entender que incurría en contradicciones y dada la escasa actividad de la inmobiliaria

Los acreedores se mostraron escépticos ante esta nueva propuesta al entender que incurría en contradicciones y dada la escasa actividad de la inmobiliaria. A comienzos de diciembre, los 14 bancos acreedores de la inmobiliaria mostraron también en una reunión conjunta su negativa a la propuesta "Aurora 2" presentada por la compañía, que recogía una quita del 80% para las entidades financieras que ahora se ha rebajado hasta el 66%.

"Aurora 2", que la compañía diseñaba entonces tras la inviabilidad de "Aurora 1", establecía además que el resto de la deuda se saldase mediante daciones en pago de activos que los bancos desconocen.

El interés de los acreedores de Martinsa pasaba por que la inmobiliaria presentase una quita razonable y redujese su tamaño hasta quedarse con activos de entre 400 y 600 millones de euros y una deuda similar.

En los nueve primeros meses de 2014, la inmobiliaria redujo sus números rojos un 37,5% hasta 201,7 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba