Empresas

El Gobierno confiesa a los empresarios que sólo Bárcenas podría arruinar la victoria de Madrid 2020

El Gobierno ha trasladado por varias vías a los empresarios que está seguro de que Madrid será elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2020 y que el único imprevisto que puede arruinar la victoria sería que Bárcenas vuelva a tirar de la manta y ponga de nuevo patas arriba al PP. El temor es compartido por los responsables de la candidatura, con Botella al frente, que confiesan que un nuevo escándalo en esta misma semana de la elección daría al traste con todo lo conseguido hasta ahora. 

Ana Botella y Mariano Rajooy, en un acto de presentación de Madrid2020.
Ana Botella y Mariano Rajooy, en un acto de presentación de Madrid2020. EFE

Todo apunta a que el COI elegirá este sábado a Madrid como sede los Juegos Olímpicos de 2020. Eso es lo que airean varios miembros del Gobierno español, el CNI y los responsables de la candidatura: que la capital española aventaja a los otros dos candidatos, Estambul y Tokio, y que esta vez sí saldrá vencedora.

Pero todo puede torcerse a última hora, piensan en el Gobierno, si el caso Bárcenas da un nuevo giro esta misma semana. Algunos miembros del Ejecutivo han trasladado a varios líderes empresariales en los últimos días el temor a que el extesorero del PP tenga guardado algún as en su manga y vuelva a tirar de la manta en los días previos a la crucial cita del sábado en Buenos Aires.

"Si Bárcenas o El Mundo dieran estos días un nuevo giro al caso del extesorero, eso sería terrible para nuestra imagen como país serio y podría detraernos votos en el último momento", afirma un conocido empresario a Vozpópuli citando lo que le dijo hace unos días un miembro del Ejecutivo.

Temor al trasvase de votos

En esta misma línea se han pronunciado en privado los responsables de la candidatura, con Ana Botella, alcaldesa de Madrid, y Alejandro Blanco, presidente de Madrid2020 y del Comité Olímpido Español (COE) a la cabeza. Según ha podido saber este medio, los mismos responsables que dan por ganada la cita frente a Estambul y Tokio y tienen ya la garantía de tener atada una buena base de votos para el día 7 también saben que "siempre queda entre un 10% y un 15% de votos que son flotantes y pueden cambiar a última hora", señala una fuente conocedora del proceso.

Botella y Blanco temen que un nuevo escándalo en España provocado por posibles nuevas revelaciones de Bárcenas dañaría tanto la imagen de nuestro país que podría haber un movimiento de votos hacia las otras candidaturas.

Sobre la opción madrileña planea ahora una nueva amenaza, ante el cabreo de Bárcenas por el hecho de que el PP haya destruido los discos duros de los ordenadores con información "muy importante" sobre la contabilidad del partido.

El abogado del extesorero, Javier Gómez de Liaño, dijo el viernes que su cliente le ha confirmado que hay un tercer disco duro con más información. "La confirmación de que el PP también ha borrado este tercer disco duro o el hecho de que Bárcenas decida aportar más pruebas no sería una buena señal para Madrid2020, aunque a favor juega que Ruz está de vacaciones y la semana podría pasar tranquila. No hay nuevas citaciones hasta el 10 de septiembre", señala una analista político.

Las otras "lacras" españolas

Sin embargo, la realidad es que, de acuerdo con las palabras de otras fuentes que han participado en alguna de las dos anteriores candidaturas, "cuesta creer que puedan tener esa seguridad. España también tiene muchas lacras". El citado caso Bárcenas, que lleva todo el año ahogando la credibilidad del Ejecutivo, la crisis española o la sentencia de la Operación Puerto pueden restar credibilidad a esas afirmaciones. El intrincado sistema de voto del COI (al que no debería conmoverle que Madrid tenga el 80% de las infraestructuras ya erigidas: los Juegos en Río de Janeiro son buen ejemplo de ello), con dos eliminatorias, tampoco respalda esa seguridad que comparten muchas autoridades.  

Las recientes protestas de Estambul, la tendencia a islamizar las instituciones y la sociedad turcas del Gobierno de Erdogan o la problemática de Fukushima, que no se ha cerrado para Japón, están entre las comidillas favoritas de quienes defienden la victoria de Madrid este sábado. Pero también es verdad que Erdogan sigue contando con un fuerte respaldo popular y que las manifestaciones estambulitas ni mucho menos han hecho tambalearse al presidente turco. Tokio, por su parte, contaría con siete años para solucionar el problema de las fugas radiactivas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba