Empresas

Los españoles dejan de creer en la suerte: el gasto medio en loterías se desploma un 19% con la crisis

El año pasado, Loterías y Apuestas del Estado redujo sus ingresos otro 7,9%, la mayor caída en lo que va de siglo, hasta registrar la cifra de ventas más baja de los últimos diez años. El gasto medio por habitante fue de 180,24 euros, el menor desde 2000.

La presidenta de Loterías, Inmaculada García, junto a la presidenta castellano-manchega, María Dolores de Cospedal, en abril pasado en Toledo.
La presidenta de Loterías, Inmaculada García, junto a la presidenta castellano-manchega, María Dolores de Cospedal, en abril pasado en Toledo.

Ni la inestimable colaboración de Montserrat Caballé, Marta Sánchez, la Niña Pastori y compañía sirvieron para evitar que el año pasado la facturación de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae) se pegara lo que puede calificarse como el batacazo del siglo, con una caída del 7,9%, hasta 8.518,9 millones de euros.

Lo de "batacazo del siglo" no es ninguna exageración. La disminución, que “ha afectado a todos los juegos”, supone el mayor retroceso de las ventas del conjunto de juegos de Loterías de toda la serie histórica (que abarca hasta el año 2000) disponible en la web de la empresa pública, adscrita al Ministerio de Hacienda, que en su última memoria anual, publicada la semana pasada, atribuye el bajón “principalmente a la mala situación económica, acentuada en 2013”.

Si se analiza el gasto medio en loterías por habitante (calculado en función del padrón del 1 de enero del año anterior, que es el criterio que utiliza actualmente Selae), el retroceso es similar a la caída de ventas, del 8%, hasta 180,24 euros por persona. Es la cifra más baja desde el año 2000 (cuando fue de 171,17 euros) y equivale a una caída del 19,3% con respecto al récord del año 2007 (223,34 euros por habitante y año).

El desplome de los ingresos tuvo su lógico efecto en la cuenta de resultados de la empresa: el beneficio antes de impuestos cayó un 10,9%, hasta 2.525 millones, el Ebitda fue de 2.522 millones, un 10,6% menos, y el resultado neto descendió un 11%, hasta 1.766 millones.

Las aportaciones al Tesoro prácticamente se mantuvieron gracias a un dividendo de más de 185 millones con cargo a ejercicios anteriores

Sin embargo, las aportaciones al Tesoro (en forma de dividendos, impuesto de Sociedades e impuestos y tasas sobre sobre el Juego ) apenas descendieron un 1,63%, hasta 2.508,2 millones, tras el abono de un dividendo con cargo a ejercicios anteriores por importe de más de 185 millones.

En cuanto a los ingresos de Loterías, esos casi 8.519 millones de euros suponen la cifra más baja desde 2003 y equivalen a un desplome del 15,2% con respecto al récord de 2008, cuando la facturación superó por primera y única vez los 10.000 millones de euros (en concreto, fue de 10.047,3 millones).

El retroceso es superior al que han experimentado los ingresos medios anuales de los hogares españoles entre 2008 y 2012 (último dato disponible en la estadística del INE), que ha sido del 10,8%.

Por tipos de apuestas, en 2013 la Lotería Nacional (que representa el 54,72% de las ventas) ingresó 4.661 millones, un 7% menos; la Primitiva, facturó 3.544,9 millones, un 8,12% menos y Euromillones, 1.237,4 millones, un 15% menos. Respecto a las apuestas deportivas (3,67%), la principal modalidad, la quiniela, ingresó 297,7 millones de euros, un 17,3% menos.

La parte positiva, según Loterías, es que “al principio del año las cifras de ventas estaban bajando del orden del 10,2%”, mientras que con el Sorteo Extraordinario de Navidad la recaudación cayó “únicamente un 4,3%, a pesar de la existencia de mayor competencia que en ejercicios anteriores, debido a la aprobación de los sorteos extraordinarios de otros operadores”, como la 'Grossa de Cap d'Any', la nueva lotería de Fin de Año que la Generalitat catalana empezó a comercializar las pasadas navidades.

La sociedad estatal, cuya privatización ha descartado finalmenta Hacienda y que en septiembre pasado celebró el 250 aniversario de su fundación, tuvo un ejercicio marcado por el relevo, en septiembre, de José Miguel Martínez al frente de la empresa. Martínez, amigo personal del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, fue sustituido por Inmaculada García, hasta entonces Comisionada del Gobierno para la reconstrucción y reactivación económica de la zona de Lorca (Murcia).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba