Empresas

Otro palo de Soria a Canarias: tras el petróleo llega un nuevo hachazo renovable en las islas

El ministro canario, tras defender los sondeos y granjearse la animadversión de sus paisanos, asesta ahora un nuevo golpe a las islas. Saca una orden ministerial para aprobar la instalación de parques eólicos y fotovoltaicos, con un sistema que los hace inviables.

El ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria
El ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria EFE

El ministro de Industria y Energía parece dispuesto a cerrarse cualquier atisbo de futuro político en su comunidad autónoma de procedencia, Canarias, cuando termine esta legislatura. José Manuel Soria ha sido el gran valedor en el seno del Gobierno de la defensa de los sondeos petrolíferos en las islas, iniciativa ya en marcha por parte de Repsol que ha provocado la ira de la mayoría de la ciudadanía canaria y del Ejecutivo de las islas.

Por si fuera poco, Soria tampoco se ha andado con chiquitas a la hora de diseñar la Orden Ministerial (OM) 1459/2014, que se aprobó el pasado 1 de agosto y fija las reglas generales para la asignación de nuevas instalaciones eólicas y fotovoltaicas en las islas y la retribución a la que tendrán derecho.

La OM sienta en Canarias y Baleares las bases del nuevo marco que quiere establecer el Gobierno para licitar nueva potencia renovable en la Península y es de aplicación en las instalaciones fotovoltaicas y eólicas sin inscripción en el Registro de Preasignación de Retribución ni en el Registro del Régimen Especial.

El sector considera que el nuevo sistema es "intervencionista, opaco y arbitrario" y que se está utilizando a las islas de campo de pruebas para un nuevo ajuste renovable en la Península

Según las fuentes del sector consultadas, este nuevo sistema aplicable, por ahora, sólo en los sistemas extrapeninsulares es "intervencionista, opaco y arbitrario", dado que fija un procedimiento de subasta que no permite que "el mercado module la oferta... Al contrario, el Gobierno determinará una cuota de potencia por tecnologías y establecerá los valores estándar de la inversión inicial para cada una de ellas de forma teórica, anteponiendo la deducción burocrática a la realidad del mercado".

Es opaco porque la norma dice que el Gobierno podrá establecer un "coeficiente de reducción mínima de reserva", es decir, que si las ofertas no llegan a un mínimo de recorte del coste estándar, se puede dar por desierta la puja, añaden estas fuentes, que alertan de la arbitrariedad que supone que los posibles ganadores de la subasta no tendrán un sistema previsible, porque el Ejecutivo podrá modificar y revisar los valores retributivos.

El Gobierno controlará la subasta y podrá declararla desierta si los ofertantes no tiran los precios hacia los niveles sobre los costes estándar previamente fijados

A ojos del sector, Canarias y Baleares se van a convertir en un campo de pruebas en el que poner en práctica un nuevo sistema restrictivo y poco transparente para licitar nueva potencia renovable, que posteriormente se trasladará a la Península.

Es la puntilla definitiva, y a futuro, del gran hachazo que el Ejecutivo ha aplicado al sector renovable. Lo ha hecho, con la reforma energética y su desarrollo posterior, de forma retroactiva, y ahora con el nuevo modelo en marcha en las islas, sienta las bases para reducir a la mínima expresión el nuevo desarrollo de las instalaciones verdes en España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba