Empresas

El ministro Soria recompensa a Folgado (REE) con una central expropiada a Endesa en Canarias

Industria expropia una central adjudicada a Endesa para entregársela a Red Eléctrica, compañía que ha trabajado mano a mano con el Ministerio en el diseño de la reforma energética. Soria esgrime desinterés de la eléctrica en invertir en la planta, pero ésta lo niega y recurrirá la decisión, considerada arbitraria por el sector.

De izquierda a derecha, José Folgado, Borja Prado y José Manuel Soria.
De izquierda a derecha, José Folgado, Borja Prado y José Manuel Soria. EFE

El Ministerio de Industria y Energía ha cumplido su amenaza y ha formalizado la expropiación a Endesa de la central hidráulica de bombeo de Chira-Soria en Gran Canaria, ahora en fase de construcción.

El BOE de este martes así lo recogía, a través de una orden del 28 de abril, "por la que se resuelve aceptar la renuncia por Unelco (Endesa) a la ejecución" de esta central de 200 MW "e imponerle la obligación de transmitir al operador del sistema (Red Eléctrica) el proyecto, y en su caso, las instalaciones de la referida central".

En definitiva, el Departamento que dirige el canario José Manuel Soria entiende que Endesa ha renunciado al proyecto y opta por entregárselo al grupo que preside José Folgado, que como operador del sistema no está habilitado para generar energía, denuncian fuentes del sector, pero que se quedará con esta planta para producir electricidad en un futuro.

Estas mismas fuentes creen que "lo que ha hecho Soria es favorecer, una vez más, a Red Eléctrica, la compañía que ha diseñado la mayor parte de la reforma energética del Gobierno y mantiene una estrecha colaboración diaria con el Ministerio en el asesoramiento de las medidas que éste toma".

El caso es que la eléctrica que preside Borja Prado afirma por activa y por pasiva que "no hemos renunciado al proyecto de construir esta central hidroeléctrica ni hemos retrasado su ejecución, pero tampoco estamos dispuestos a asumir una inversión de 250 millones de euros sin que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo establezca una retribución económica fija por su producción ni aclare los muchos interrogantes e incertidumbres  que todavía arrastra el salto de agua".

Todo el sector eléctrico se sorprende de que a Red Eléctrica le sea rentable una planta en la que, con el escenario actual, no obtendrá más de un 5% de rentabilidad

Endesa considera que "existe una serie de incertidumbres regulatorias y de retribución que dificultan afrontar con garantías ese proyecto".

Fuentes de la compañía destacan que «ninguna empresa seria y con un consejo de administración serio puede asumir el riesgo de invertir en este proyecto sin tener clara cuál va a ser su retribución y sin saber si esta retribución cubre realmente el coste de capital. La retribución de Chira-Soria no está definida, por lo que será muy difícil que en este contexto de incertidumbre nadie, ni Endesa ni otra compañía, pueda afrontar una inversión de esta magnitud sin que se aclaren antes las dudas que existen, derivadas todas ellas de las modificaciones normativas aprobadas después del concurso".

Según la Ley aprobada el 31 de octubre pasado, para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, la retribución fijada es provisional hasta 2017 y no puede superar el máximo del 8% TIR (tasa de retorno del capital).

Fuentes del sector eléctrico consultadas por Vozpópuli se alinean con Endesa dado que con esta retribución "es casi inviable e inasumible rentabilizar una inversión amortizable en décadas y cuya rentabilidad real podría rondar el 5%, después de la entrada en vigor del impuesto a la generación y de las tasas hidráulicas. Lo que sorprende es que Red Eléctrica, una compañía cotizada que responde ante sus accionistas, se atreva a asumir este proyecto con una rentabilidad tan baja".

Endesa recurrirá, pero tiene todas las de perder porque la Ley del 31 de octubre impide crecer en las islas a las compañías que superen una cuota de mercado de generación del 40%

Pero la eléctrica controlada por la italiana Enel lo tiene muy complicado. Primero porque la propia Ley del 31 de octubre establecía que ninguna compañía con más del 40% de cuota de mercado en una zona podrá crecer o construir nuevas plantas. Endesa supera con creces esta cuota en las Islas Canarias, con lo que, pese a ser la adjudicataria en 2011, poco tiene que hacer ante la nueva norma.

La compañía tiene previsto recurrir la medida recogida este martes en el BOE, pero Industria sabe que la nueva norma respalda la medida aprobada por ellos mismos. Hasta el punto de que la compañía ha recibido el portazo directo de este Depatamento, que denegó su petición de aclaración sobre varias cuestiones.

Entre ellas una bien escabrosa: significa esto que "la imposibilidad de percibir retribuciones -que la ley propone aplicarle si incumple el calendario de obras de la hidroeléctrica- afectaría sólo a las de esa central o también a las plantas que hoy aseguran el suministro en Gran Canaria, las de Jinámar y Juan Grande, o a las del resto de Canarias".

Endesa insiste en rebatir las tesis de Industria de que ha abandonado el proyecto, ya que "alguien que renuncia a un proyecto no sigue realizando trabajos en él y cumple con todos los hitos marcados en el concurso", tal y como ha hecho la compañía.

Es más, la compañía rebate las tesis del ministro Soria de que en países como Suecia, Finlandia, Noruega, Alemania, Italia y Madeira (Portugal), existen activos de generación y bombeos en manos del operador del sistema, que en el caso español es Red Eléctrica, la beneficiaria de todas estas medidas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba