LOS SECRETOS DEL SUMARIO DE BANKIA

Goirigolzarri ahorra 2,5 M. con el cese del consejo de BFA heredado de Rato

Cinco ex consejeros de la matriz de Bankia percibían esta elevada cuantía entre salarios y variables, según consta en el sumario de Bankia. Francisco Pons, sustituto de José Luis Olivas, fichó por el grupo con una retribución fija de 500.000 euros, más una parte variable.

Rato, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados
Rato, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados

El nucleo duro del consejo de Banco Financiero y de Ahorros (BFA) heredado de la etapa de Rodrigo Rato percibía alrededor de 2,5 millones de euros en concepto de retribuciones fijas y variables, según la 'due diligence' de Ernst&Young encargada por el FROB para determinar el valor de la matriz de Bankia. El documento forma parte de la documentación del sumario de Bankia que instruye el juez Fernando Andreu en la Audiencia Nacional. El monto de estos 2,5 millones se distribuye en 1,8 millones en salarios fijos y el resto en concepto de retribuciones variables. Una política de retribuciones que ha quedado anulada con el nuevo equipo gestor liderado por José Ignacio Goirigolzarri.

Uno de los directivos tenía un sueldo fijo de 475.000 euros anuales y un variable de 260.000, además de seguro médico y coche de empresa

El documento tiene fecha del pasado 11 de junio, días después de que el banquero vasco sustituyese a Rato en la presidencia del grupo. Detalla, con iniciales, los directivos que ocupaban, en ese momento, los puestos de relevancia en BFA antes de que el nuevo equipo gestor procediera a la sustitución del Consejo de la matriz de Bankia, el 17 de junio pasado. Desde entonces, los directivos de BFA no tienen retribución o están topados con la limitación de 500.000 euros impuesta por el real decreto de agosto de reordenación financiera para los directivos de entidades con ayudas públicas.

Según explica la auditora, en función de la información suministrada por la entidad, un total de siete personas conformaban el personal clave de BFA en esos momentos: el propio Goirigolzarri; Francisco Pons, como vicepresidente Ejecutivo para Participadas; Miguel Crespo Rodríguez, secretario; Manuel Lagares Gómez-Abascal, director general; Manuel Galarza, director de participaciones industriales y financieras; Juan Bartolomé, consejero delegado de Bankia Hábitat, y Rafael Porras, director financiero de participadas.

A excepción de Goirigolzarri, que firmó un contrato mercantil con el grupo que no aparece reflejado en el documento de Ernst&Young, y Miguel Crespo, que mantiene relación laboral con Bankia, el resto del nucleo duro de BFA acumula unas retribuciones de 2,5 millones en concepto de sueldo fijo y variables.

Adios a las variables

La salida de estos directivos de BFA significó su reubicación dentro de Bankia. Según fuentes de la entidad, el nuevo equipo directivo procedió a reducir las retribuciones que aparecen en el informe de Ernst&Young. La cuantía de estos nuevos salarios no fueron desvelados por Bankia. Con respecto a los variables, como informó Vozpópuli hace unas semanas, ningún diretivo de Bankia percibirá este año su complemento variable dada las millonarias pérdidas que soporta el grupo.

Ernst&Young asegura que la entidad bancaria no facilitó a sus auditores el contrato mercantil de Goirigolzarri para completar el informe

La documentación presente en el sumario señala a Francisco Pons y Manuel Lagares como los directivos con una mayor retribución. Así, el contrato de Pons, que llegó a la vicepresidencia de la entidad para cubrir la cuota valenciana tras la salida de José Luis Olivas, establece una retribución fija de 500.000 euros anuales "por atender los intereses del grupo BFA-Bankia con la dedicación que sea necesaria". Además, fija una retribución variable anual, en función de los resultados de la entidad de hasta el 75% de una base constituida por su sueldo fijo más la aportación al seguro o instrumento equivalente.

Mientras, Manuel Lagarés, como director general de BFA, tenía asignado un sueldo fijo de 475.000 euros prorrateado en 12 mensualidades, más un variable de 260.000 euros anuales, además de un sistema de previsión social, seguro médico y vehículo de empresa, según recoge en su informe la auditora Ernst&Young.

Excedencias especiales

En cuanto a Juan Bartolomé, consejero delegado de Bankia Hábitat, su retribución fija era de 400.000 euros anuales, más un variable de 160.000 euros anuales si se cumplían el 100% de los objetivos fijados por la entidad. Bartolomé llegó a BFA procedente de Bankia, entidad que le concedió una excedencia especial hasta el 28 de febrero de 2015.

Por su parte, Rafael Porras, que llegó a Caja Madrid en marzo de 2001, percibía una retribución anual por importe de 260.961 euros. En cuanto al variable, el informe asegura que en 2011 percibió 62.741 euros.

El actual equipo de BFA está formado únicamente por cuatro consejeros frente a los 21 que ocupaban sillones en la época de Rato

Por último, Manuel Galarza gozaba de las mismas condiciones laborales de su etapa en Bancaja Inversiones. Según asegura Ernst&Young, "del examen de las nóminas del periodo mayo 2011 a abril de 2012, se desprende que el empleado ha percibido en dicho periodo anual una retribución por importe de 164.427 euros". Su variable, en 2011, ascendió a 41.425 euros.

El actual equipo directivo de la matriz de Bankia está formado por cuatro consejeros (José Sevilla, Antonio Ortega, Alfredo Lafita y Joaquín Saurina) y un presidente (Goirigolzarri) frente a los 21 miembros que ocupaban los sillones del equipo de Gobierno de BFA en la época de Rato.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba